El cine húngaro se corona en la Seminci con "Preparations to be together"

Valladolid, 31 oct (EFE).- La Espiga de Oro de la 65º Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci) ha sido para el filme húngaro “Preparations to Be Together for an Unknown Period of Time”, dirigida por Lili Horvát, Premio Pilar Miró al Mejor Nuevo Director, y protagonizada por Natasa Stork, Mejor Actriz del festival.

Tres de los principales premios del festival vuelan a Hungría gracias a una cinta que relata la relación entre Márta (Natasa Stork), una neurocirujana que abandona su carrera en Estados Unidos para regresar a Budapest junto a un compatriota con el que se citó en el Puente de la Libertad para comenzar una nueva vida.

La cita frustrada, en extrañas circunstancias, no sólo no merma el espíritu de la doctora, sino que fortalece su persona con la capacidad suficiente para remontar las dificultades de su nueva vida personal y laboral en un hospital donde su trabajo es cuestionado.

Sin estridencias ni excesos, Stork, nacida en Budapest hace 36 años, interpreta desde la contención un papel de gran expresividad que conecta con el espectador a medida que la trama coge cuerpo y desemboca en su punto final.

Ha sido la gran ganadora tras cosechar la Espiga de Oro, y los galardones a mejor dirección novel y mejor actriz, “premios que van mas allá de cualquier expectativa” que pudiera tener Horvát, ha dicho de manera virtual tras la lectura del palmarés que le ha premiado por un filme que le supuso “un viaje muy bonito”.

De igual manera ha intervenido Natasa Stork, feliz por haberse proyectado la cinta en esta edición de la Seminci y “bendecida” por haber recibido su premio personal.

La Espiga de Plata ha sido para otra historia romántica, “Gaza mon amour”, aunque esta vez en un escenario muy diferente como el que se vive en Palestina, tierra de los directores hermanos gemelos Arab y Tarzan Nasser.

Basada en el descubrimiento real por parte de un pescador de una estatua de Apolo, hundida en las profundidades del mar, la cinta cuenta cómo Issa intenta conquistar a Siham, una mujer divorciada, a pesar del rechazo que muestra la hermana del protagonista.

Los directores, presentes en la lectura del palmarés, han dedicado “a todos los palestinos que andan buscando y siguen buscando la esperanza de vivir” una película que también ha recibido el Premio Miguel Delibes al Mejor Guión.

El Premio al Mejor Director ha sido ex aequo para el francés Aurel, por la película de animación “Josep”, que muestra los campos de concentración de españoles en el país galo tras la Guerra Civil, y para Ivan Ostrochovský, por “Servants”, que pone el foco en la policía del régimen comunista de la antigua Checoslovaquia.

“Una cosa que me gusta mucho es juntar mis dibujos y el dibujo en general con el sonido y la música. Es un premio que me hace sentir muy orgulloso”, ha confesado el dibujante francés. Por su parte, el director eslovaco ha declarado de manera virtual sentirse “muy feliz” por el premio.

Mención especial ha recibido el iraní Mohammad Rasoulof, director de “There is no evil”, quien no puede salir de su país tras ser condenado a un año de prisión por sus películas, por lo que el jurado ha querido mandarle un mensaje: “Nuestros actos pueden parecer tan imperceptibles como el aleteo de una mariposa, pero si este queda en una película, quedara en la retina y la historia”.

El Mejor Actor, según el jurado presidido por el productor británico Peter Beale, ha sido Shai Avivi, quien interpreta en la cinta israelí “Here We Are” a Aharon, padre de un joven autista con el que huye por el país en contra de que le internen en un centro especial de cuidados.

Este filme ha sido de los mejor valorados en el Premio del Público, aunque la ganadora ha sido “Nowhere special”, del italiano Uberto Pasolini, una película que aborda los últimos meses de un hombre que busca de manera desesperada una familia de acogida para su hijo de 4 años, una obra con la que ha obtenido una valoración de 4,42 sobre 5.

El resto de premios de la Sección Oficial se reparten entre la mejor dirección de fotografía para la china “The cloud in her room”; el premio José Salcedo al mejor montaje para “Persian Lessons”; la Espiga Arcoiris para el cortometraje “Nattåget”; y la Espiga Verde para “Éxodo climático”, de David Baute.

La Espiga de Oro al mejor cortometraje de la Sección Oficial ha caído en las manos del español Fernando Pomares por “El mártir”, lo que le supone un “orgullo” y le sirve para hacer una defensa de la presencialidad en los festivales y las salas, ha manifestado.

Como ha destacado el director de la Seminci, Javier Angulo, es la primera edición del festival en la que son tres mujeres las ganadoras de las principales secciones: Lili Horvát en Sección Oficial; Farnoosh Samadi en Punto de Encuentro con “La regla de los 180º”; y Juliana Fanjul en Tiempo de Historia, con “Silencio Radio”.

Álvaro Gómez