Con 23 puntos en el orden del día, al menos tres iniciativas que fueron discutidas y aprobadas por los 25 diputados, tenían más de un año de haber ingresado.

Querétaro, 30 Octubre 2020.- En kilométrica sesión de la LIX Legislatura del Estado de Querétaro, con 23 puntos en el orden del día, al menos tres iniciativas que fueron discutidas y aprobadas por los 25 diputados, tenían más de un año de haber ingresado a la Oficialía de Partes de este congreso local.

Entre ellas, se aprobó la reforma de decreto por el que se crea el Instituto Municipal de la Mujer, elaborada por la diputada del Partido Revolucionario Institucional, María Guadalupe Cárdenas Molina, quien señaló que en marzo de 2019 presentó dicha propuesta.

En la misma situación se encontraba la iniciativa de acuerdo por el que la diputada Karina Careaga Pineda, impulsó el exhorto al congreso de la Unión, para reformar diversas disposiciones de la Ley General para el Control del Tabaco.

La propuesta de exhorto fue ingresada en noviembre del año 2018, donde se pedía limitar los espacios de los fumadores a áreas al aire libre; regular la legislación general en materia del control del tabaco e incluso, sugerir incrementar impuestos al cigarro.

Otra iniciativa que fue analizada después de mucho tiempo es la que exhorta a la Secretaría de Cultura del estado y a las secretarías, Institutos o direcciones de Cultura de los municipios, para que establezcan programas permanentes para quienes ejerzan el arte en plazas públicas.

La diputada Beatriz Marmolejo Rojas, del Partido Acción Nacional es la autora de este proyecto de acuerdo, mismo que fue ingresado el pasado 3 de diciembre de 2019, el cual busca fomentar políticas públicas para los artistas urbanos como seguridad social, fomento al empleo, prestaciones laborales, la conformación de un sindicato, entre otros.

En otro tema, causó controversia entre los diputados la aprobación de la iniciativa de Decreto que crea la Medalla de Honor “Junípero Serra”, la cual fue avalada por 18 votos a favor y 6 en contra.

La autora de la iniciativa, Concepción Herrera Martínez, defendió este galardón, el cual pretende reconocer a las personas que se distingan por su solidaridad social, labor profesional y el servicio a la sociedad queretana.

Se cuestionó por parte de los diputados de Morena la inscripción de la medalla, que a la letra dice “Humanista y Civilizador 1750-1758”, al argumentar que esto violenta a los pueblos indígenas, por ser la religión católica y el proceso de evangelización del Fray Junípero Serra una ofensa añeja.