Donald Trump, tiene previsto pasar en Washington la noche electoral el próximo martes y probablemente se quedará en la Casa Blanca. FOTO: EFE /JIM LO SCALZO.

Washington, 30 oct (EFE).- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, tiene previsto pasar en Washington la noche electoral el próximo martes y probablemente se quedará en la Casa Blanca toda la velada pese a los preparativos para montar una fiesta en el hotel que posee en la capital, confirmó este viernes uno de sus hijos, Eric Trump.

La campaña de reelección del presidente envió múltiples mensajes a sus simpatizantes para recaudar fondos para una fiesta la noche electoral en el hotel Trump, ubicado en el centro de Washington, pero el diario The New York Times aseguró este viernes que el mandatario canceló sus planes de aparecer allí.

Preguntado al respecto en una entrevista con la cadena Fox News, Eric Trump respondió: “Estamos pensando en moverla (la fiesta) a la Casa Blanca”.

“Estamos evaluándolo ahora mismo, y va a ser una gran noche. Estoy muy emocionado, hemos trabajado increíblemente duro”, añadió el hijo mediano de Trump, quien está implicado en su campaña de reelección.

Tradicionalmente, los candidatos presidenciales en EE.UU. suelen pasar la noche electoral en sus estados de residencia permanente, que en el caso de Trump es Florida desde el año pasado, y se espera que su rival, Joe Biden, siga los resultados desde Delaware, donde vive.

Sin embargo, esta no es la primera vez que un presidente en ejercicio que busca un segundo mandato pasa la velada electoral en Washington: el republicano George W. Bush lo hizo en 2004, cuando ganó la reelección contra el demócrata John Kerry.

El gran volumen de votos por anticipado y por correo emitidos en estas elecciones hace muy improbable que se conozca el resultado la misma noche del 3 de noviembre, lo que podría haber motivado la decisión de Trump de quedarse en Washington, y probablemente en la Casa Blanca.

“Trump es muy supersticioso, no le gusta la idea de planificar una fiesta de victoria. En 2016 tampoco le gustaba”, dijo el pasado fin de semana un asesor del presidente a la publicación Axios.

El New York Times afirmó que no está claro por qué ha decidido el presidente no aparecer en su hotel en la capital la noche electoral, aunque el anuncio de que se planificaba esa fiesta le había granjeado nuevas críticas por utilizar su cargo oficial para el beneficio de su conglomerado empresarial, la Organización Trump.

A lo largo de su presidencia, la campaña de Trump y el secretariado del Partido Republicano (RNC) han gastado más de 7,4 millones de dólares en propiedades de la marca Trump, y el hotel que lleva el nombre del presidente en Washington tiene todas las habitaciones reservadas la noche electoral desde hace semanas.

No está claro si se celebrará finalmente una fiesta en el hotel Trump aunque el presidente no asista, pero la organización de ese evento sería complicada debido a las regulaciones para contener la pandemia en el Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, que limitan las reuniones a un máximo de 50 personas.