Facebook confirmó que ya ha dejado de recomendar grupos a los usuarios, tal y como adelantó ante el Senado Mark Zuckerberg. FOTO: EPA/GIAN EHRENZELLER.

San Francisco, 30 oct. (EFE News).- Facebook confirmó este viernes que ya ha dejado de recomendar grupos a los usuarios, tal y como adelantó el miércoles ante el Senado el consejero delegado de la empresa, Mark Zuckerberg, como medida para tratar de controlar las informaciones falsas en vísperas de las elecciones presidenciales en el país.

Así, el algoritmo que recomienda grupos, tanto políticos como de otro tipo, a los internautas en base a sus gustos e historial ha dejado de funcionar, y la empresa no ha indicado por el momento cuándo volverá a estar activo.

Varias organizaciones dedicadas a la vigilancia de los contenidos de internet llevan tiempo alertando de que los grupos de Facebook son un foco de transmisión de noticias falsas y teorías conspirativas, con lo que la empresa optó por no promocionarlos por lo menos hasta que pasen los comicios.

La empresa de Menlo Park (California) también anunció que limitará la distribución de la etiqueta “salven a nuestros niños” (“save our children”, en inglés), al haber hallado que está vinculada al movimiento QAnon, prohibido en la red social desde principios de octubre.

QAnon es un fenómeno de internet que promueve teorías sin fundamento, como que el mundo está dirigido por una organización de pedófilos satánicos que, entre otras cosas, conspiran para derrocar al presidente, Donald Trump, o la idea de que los incendios forestales que están devastando el oeste estadounidense fueron causados por activistas de Black Lives Matter.

Hace dos años, un hombre que se inspiró en las historias de QAnon, cargado de armas y en un vehículo blindado, bloqueó el paso en la presa Hoover, en el estado de Nevada, por “sentido de patriotismo y para desvelar verdades ocultas”.

A comienzos de año, un joven de 24 años fue acusado de matar al líder del clan mafioso de los Gambino, y desde entonces ha reiterado que el crimen estuvo motivado por su obsesión con las teorías de QAnon.