El INE inició la encuesta abierta para elección de los puestos de presidente y secretario general del Movimiento Regeneración Nacional (Morena). FOTO: EFE/Sáshenka Gutiérrez/Archivo.

México, 2 oct (EFE).- El Instituto Nacional Electoral (INE) inició este viernes la encuesta abierta para elección de los puestos de presidente y secretario general del Movimiento Regeneración Nacional (Morena), partido fundado por el mandatario Andrés Manuel López Obrador.

La encuesta, que se cumplirá del 2 al 8 de octubre y cuyos resultados se darán a conocer el 10 de octubre, deriva de un mandato del Tribunal Electoral luego de que por más de un año el partido político no resolvió internamente la renovación de sus líderes.

El nuevo presidente de Morena saldrá de entres cincos aspirantes: Yeidckol Polevnsky, Adriana Menéndez, Hilda Mirna Díaz, Mario Delgado y Porfirio Muñoz Ledo. Estos dos últimos lideraron la encuesta de reconocimiento de candidato.

Mientras que para el cargo de secretario general habrá 13 aspirantes, nueve mujeres y cuatro hombres, porque el INE determinó que “el género de quien ocupe este cargo se definirá de acuerdo con la persona elegida en la presidencia”.

La senadora Citlalli Hernández y Carlos Montes de Oca fueron los más apoyados en la encuesta de reconocimiento para el puesto.

Esa primera fase del proceso se llevó a cabo del 22 al 28 de septiembre, en la cual el INE registró a 100 aspirantes: 47 a la presidencia (3 mujeres y 44 hombres) y 53 a la secretaría general (12 mujeres y 41 hombres).

Hace unos días, el INE expuso por qué organiza la encuesta y recordó que en diciembre de 2017, el ahora presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, renunció a la dirigencia del partido y quedó en su lugar la secretaria general en funciones, Yeidckol Polenvsky, para un mandato que concluyó en el 2018.

Posteriormente, dijo que no hubo condiciones para la renovación, lo que dio lugar a una primera sentencia del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, en octubre de 2019, en la que otorgó 90 días para llevar a cabo todos los procesos para renovar la dirigencia.

Tras la sentencia se designó a Alfonso Ramírez Cuéllar como presidente interino.

Luego, ante la imposibilidad de convocar a una nueva elección y el vencimiento del plazo determinado por dicho tribunal, la autoridad ordenó al INE organizar el proceso con un plazo fijo y mediante una encuesta.

López Obrador se desmarcó este viernes sobre a quién preferiría al cargo de su partido, pero advirtió que “se tienen que poner por delante las causas que se defienden, no los intereses personales por legítimos que sean”.

El presidente aseguró, en un toque de atención a sus compañeros, que un partido político “si no tiene ideales, si no piensa en el pueblo” no es “más que una franquicia”.

El mandatario lamentó que la lucha de poder interna se haya alargado más de un año mientras en las encuestas Morena “está hasta arriba”, por lo que lanzó un último dardo: “Hay mucho pueblo para tan poco dirigente”.