López Obrador, confirmó que existen órdenes de arresto contra 19 exfuncionarios de la extinta Policía Federal, incluyendo a Jesús Orta. FOTO: EFE/Presidencia de México.

México, 11 ago (EFE).- El presidente Andrés Manuel López Obrador, confirmó este martes que existen órdenes de arresto contra 19 exfuncionarios de la extinta Policía Federal, incluyendo a Jesús Orta, quien también fue secretario de Seguridad de Ciudad de México.

Las órdenes derivan de una denuncia ante la Fiscalía General de la República (FGR) tras una investigación sobre los gastos de la Secretaría de Gobernación, de la que dependía la Policía Federal el sexenio pasado, explicó López Obrador en su rueda de prensa diaria.

“Se sacaba dinero en efectivo de bancos y no había comprobantes, a partir de una auditoría donde incluso intervino la Cámara de Diputados, entonces lo que procedía era presentar una denuncia a la Fiscalía”, comentó el presidente.

La jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, reveló el sábado la indagatoria de la FGR sobre Orta, quien fue jefe de la Policía desde el inicio de su Administración, en diciembre de 2018, hasta octubre de 2019, cuando renunció “por motivos personales”.

La mandataria local reconoció que sabía de la investigación en contra de Orta, reemplazado por Omar García Harfuch, quien sufrió un atentado el pasado 26 de junio perpetrado por el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG).

La indagatoria se extendió a 19 exmandos de la Policía Federal, confirmó este martes el presidente López Obrador, quien sustituyó ese cuerpo policial con la creación de la Guardia Nacional, de carácter civil y militar.

A raíz de la denuncia, la FGR concluyó que no había comprobantes de los gastos, aseveró el presidente sin aclarar el monto.

“Se está cumpliendo con la responsabilidad de no tolerar la corrupción y de no ser encubridores, este asunto, como otros, se presentó en el Gobierno anterior, si no se denuncia, pues nosotros nos convertimos en encubridores”, manifestó.

El mandatario también informó que el Gobierno federal ha despedido a unos 30 funcionarios ligados con Genaro García Luna, ministro de Seguridad durante la Presidencia de Felipe Calderón (2006-2012).

El presidente argumentó que no quieren que haya “involucramiento” con García Luna, detenido desde el 9 de diciembre en Estados Unidos, donde afronta cargos de conspirar para traficar cocaína, falso testimonio y participar en un proyecto criminal por sus presuntos nexos con el Cártel de Sinaloa.

López Obrador reiteró su acusación de que en los Gobiernos anteriores había un “narco-Estado” por el caso de García Luna y el de Emilio Lozoya, exidrector de Petróleos Mexicanos (Pemex) en parte de la gestión de Enrique Peña Nieto (2012-2018) acusado de recibir 10,5 millones de dólares en sobornos de Odebrecht.

“Gobernaba el narco, la autoridad estaba al servicio del narco, entonces era algo muy grave, esto no ha pasado en ningún lugar del mundo, en los últimos tiempos, y sin embargo, aquí todavía hay defensores de estas personas”, sentenció.