El diputado Ricardo Caballero González, ingresó una iniciativa con el fin de que los desarrolladores de vivienda garanticen los servicios básicos.

Querétaro, 28 Julio 2020.- El diputado en Querétaro por el Partido Encuentro Social (PES), Ricardo Caballero González, ingresó una iniciativa de reforma al Código Urbano del Estado, con el fin de que los desarrolladores de vivienda garanticen los servicios básicos y conexiones con vialidades, antes de poder iniciar con las ventas.

El legislador explicó que la iniciativa tiene por objetivo establecer la garantía del derecho a una vivienda digna, incluyendo en ello el derecho al agua y a la energía eléctrica.

Asimismo, el proyecto incluye que no se pueda renovar la licencia de ejecución de obra y urbanización mientras no se garantice la asistencia del 50 por ciento de las instalaciones de agua potable, recuperada o tratada; drenaje sanitario o pluvial y servicio eléctrico.

Además, de que se estipula un límite de veces en que se pueda renovar la licencia para los fraccionadores. La problemática, dijo, es que las administraciones municipales terminan otorgando los servicios básicos, mermando sus finanzas.

“No es posible que sigan construyendo sin haber entregado al menos una etapa al 100 por ciento o que no hayan entregado a municipio. Con eso se evitará que sigan dando licencias a las constructoras que tengan más de un desarrollo sin entregar”, argumentó.

Asimismo, dijo que se contempla la creación de un padrón de desarrolladores, para conocer quienes sí han entregado y quienes no los proyectos de vivienda ante las autoridades.

Caballero González estimó que en el estado existen 277 fraccionamientos en el municipio de Querétaro y 2 mil 389 condominios en el estado que no han sido entregados.

El legislador estimó que al menos 700 mil familias queretanas viven en zonas con condiciones de irregularidad y sin alguno de los servicios básicos.

Afirmó que la iniciativa coincide con las propuestas de otros partidos políticos en materia de reformas al código urbano estatal; la meta, apuntó, es detener la construcción sin la regulación necesaria.

Incluso, el diputado citó que colonias como Lomas de Casablanca, San Ángel, Ciudad del Sol, la Aurora, entre otras, que tienen más de 17 años sin entregarse; o zonas recientes como Paseos de San Miguel, que tiene de dos mil a tres mil casas, sin ser entregadas al municipio de Querétaro.