Martha Elena Soto, indicó que en los meses de agosto y septiembre, evaluarán las afectaciones físicas, económicas y emocionales por el Covid-19.

Querétaro, 19 Julio 2020.- El regreso de universidades a clases presenciales se daría hasta el semáforo verde, por lo que continúan con trámites administrativos, de admisión y académicos de forma virtual.

La Rectora de la Universidad Politécnica de Querétaro (UPQ)y presidenta de la comisión de Educación de COPARMEX Querétaro, Martha Elena Soto Obregón, señaló que mientras tanto, las 103 instituciones de educación superior agrupadas en COPARMEX realizan labores de implementación de los protocolos sanitarios, para prepararse ante esta nueva normalidad.

Explicó que esperan conocer entre los meses de agosto y septiembre las afectaciones académicas y emocionales que pudiera presentar la comunidad universitaria, debido al confinamiento.

Entre otros puntos, destacó Soto Obregón, se prevé un abandono escolar, dado que algunos alumnos no consideran la educación virtual de la misma calidad que la que ofrece la enseñanza presencial.

Asimismo, avizoran las crisis económicas que presentarían aquellos alumnos que estudian y trabajan, y que podrían derivar en la deserción escolar.

Ante ello, recordó que se continúa con la campaña Cobertura COPARMEX, que ofrece lugares a jóvenes que no obtienen un lugar en la educación pública, o que buscan becas y apoyos accesibles para su aprendizaje.

Martha Elena Soto manifestó que las instituciones privadas y públicas han realizado esfuerzos importantes de acompañamiento, abriendo becas de apoyo o negociando formas de pago de colegiaturas e inscripciones.

Por otro lado, señaló que preocupa el bienestar físico y emocional de los estudiantes, al tiempo que confirmó padecimientos físicos como cansancio, problemas de columna, problemas en la vista y la falta de ergonomía en su lugar de estudio.

Esto, aunado a las condiciones emocionales a las que están expuestos, como depresión, ansiedad o problemas de atención; incluso, en el área docente se presenta la incertidumbre de que los contenidos sean adquiridos por los jóvenes, comentó la rectora de la UPQ.