Muerte de personal sanitario enluta sexto mes del presidente guatemalteco
Alejandro Giammattei, envuelto en críticas por la muerte por COVID-19 de al menos cinco miembros del personal sanitario en los últimos 10 días. FOTO: EFE /Esteban Biba /Archivo.

Guatemala, 14 jul (EFE).- El presidente de Guatemala, Alejandro Giammattei, cumplió este martes seis meses al frente del país, envuelto en críticas por la muerte por COVID-19 de al menos cinco miembros del personal sanitario en los últimos 10 días.

Giammattei fue investido el pasado 14 de enero por un período de cuatro años y tras dos meses en el poder, el 13 de marzo, las autoridades detectaron el primer caso del coronavirus en el país, que según la última actualización ha provocado 1.244 fallecidos, la mayor cantidad de Centroamérica.

“La gestión del primer semestre del presidente Giammattei ha tenido momentos altos y bajos que no pueden dejar de relacionarse con el manejo de la crisis sanitaria”, afirmó Fernando Ixpanal, analista del centro de pensamiento Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asies).

Ixpanal le dijo a Efe que el mejor ejemplo de los “altibajos” puede observarse “en el manejo que ha dado a las críticas” a su Gobierno.

“En un principio, Giammattei respaldó a los miembros que conforman su gabinete. Sin embargo, ante la ausencia de resultados y ante la incapacidad de revertir el camino, el presidente ha tenido que realizar cambios”, añadió Ixpanal.

En sus primeros seis meses al frente del país, Giammattei ha removido a cuatro ministros, incluyendo el de Gobernación (Interior) y al de Salud en plena pandemia.

Además, se han cambiado al menos 10 viceministros en las 14 carteras que conforman el Gabinete, al secretario de Comunicación Social y al director de la Policía Nacional Civil.

PERSONAL SANITARIO FALLECIDO
Las críticas han crecido durante los últimos 10 días para Giammattei por la muerte del personal del sistema sanitario guatemalteco.

Hasta principios de julio, las autoridades habían confirmado el fallecimiento de 10 servidores públicos del Ministerio de Salud entre doctores, enfermeros y personal que labora en hospitales y centros de salud.

La cifra, sin embargo, creció en los últimos 10 días con la defunción de tres doctores y dos enfermeros, según confirmación de diversas fuentes.

Uno de los médicos fallecidos es Óscar Hernández Alonzo, quien perdió la vida el pasado 11 de julio tras batallar contra la enfermedad poco más de una semana.

Hernández Alonzo, de 45 años, trabajaba como jefe de turno de encamamiento en el hospital de campaña Parque de la Industria, levantado en marzo por el Gobierno en un centro de convenciones readaptado para enfrentar la pandemia como nosocomio.

Sus colegas en el hospital le rindieron a Hernández Alonzo un pequeño homenaje el domingo en las afueras del mismo, con fotografías y flores para recordar su labor.

El personal sanitario del Parque de la Industria también le escribió una carta a Hernández Alonzo donde indican que su partida “nos deja con la mirada triste” y en la que recuerdan también que será llamado “héroe” por “aquellos que nunca aparecen”.

“Su muerte no puede quedar en el olvido”, aseguró el ombudsman guatemalteco, Jordán Rodas, quien recordó que “en reiteradas ocasiones el personal de salud ha dado la voz de alerta sobre urgencias y necesidades que deben ser atendidas por las autoridades”.

Al menos 1.500 funcionarios y servidores públicos guatemaltecos han contraído el coronavirus, incluyendo 32 fallecidos entre miembros del sistema sanitario (15), policías, agentes de tránsito, trabajadores del Organismo Judicial y personal del presidente guatemalteco.