El presidente de la Asociación de Libreros del Estado de Querétaro, Ricardo Rabell Dávalos, lamentó que no existan apoyos gubernamentales para este sector.

Querétaro, 5 Julio 2020.- El presidente de la Asociación de Libreros del Estado de Querétaro, Ricardo Rabell Dávalos, lamentó que no existan apoyos gubernamentales para este sector, el cual ha sido fuertemente golpeado por las repercusiones económicas y sociales de la pandemia por el COVID-19.

El empresario apuntó que de parte del gobierno federal no ha llegado un solo programa de rescate, a pesar de que el propio Rabell Dávalos consideró a las librerías como parte del sector cultural del país.

“Ningún apoyo. He sabido que a otras áreas de la cultura se les está apoyando, pero hacia los libros no ha habido nada”, reprobó.

En este sentido, el líder de los libreros reveló que solo tres establecimientos han podido acceder a apoyos de créditos económicos por parte del gobierno del municipio de Querétaro, y ninguna librería ha tenido apoyo por parte del gobierno del estado.

“De los que dio el municipio, se apoyó a tres librerías de nuestra asociación; del estado, no se ha otorgado ninguno. Esos han sido apoyos generales, realmente para subsistir, no para las librerías en sí”, apuntó.

Por otro lado, el empresario comentó que una de las acciones que representa la esperanza de recuperarse económicamente es el regreso a clases en el próximo ciclo escolar.

Ante la iniciativa tradicional de muchas escuelas del sector privado de solicitar libros para el aprendizaje de los menores, Ricardo Rabell dijo esperar a que se dé un repunte en las ventas.

Sin embargo, afirmó que hasta el momento las autoridades en materia educativa no se han acercado a este gremio, para considerarlo dentro del proceso del siguiente ciclo escolar.

“Ningún acercamiento. Hemos buscado, pero no se ha dado hasta el momento nada. Sí sería un gran apoyo el que las escuelas hagan hincapié con sus padres de familia que adquieran en librerías locales para que podamos seguir subsistiendo”, manifestó.