TSMC fabricará siguiente generación para iPhone
El fabricante taiwanés será el encargado de manufacturar el procesador A14 de la próxima generación de iPhone. FOTO: EFE/Alex Plavevski/Archivo.

El fabricante Taiwán, Semiconductor Manufacturing Company Limited (TSMC) será el encargado de fabricar la nueva generación de procesadores de iPhone.

La línea de producción comenzará a operar a finales de junio o principios de julio de 2020 con la intención de manufacturar el nuevo procesador A14 con 5 nanómetros y un diseño totalmente personalizado para la compañía con sede en Cupertino, California, Estados Unidos.

Asimismo, la empresa proveniente Hsinchu, Taiwán será la encargada de fabricar los procesadores Snapdragon X60 de Qualcomm; ambos componentes estarán configurados para impulsar la siguiente generación de smartphones incorporando la red 5G.

Los nuevos procesadores prometen ser un 20 por ciento más rápidos y optimizarán el rendimiento de la batería en un 40 por ciento en comparación a la generación anterior de 7 nanómetros que integraban 8 mil 500 millones de transistores.

Cabe señalar que los A14 y X60 podrán tener entre sus características bandas de frecuencia Sub-6 GHz y bandas milimétricas tipo mmWave, trabajando paralelamente con la intención de crear una combinación óptima de cobertura de red de alta velocidad y muy bajas latencias, además de componentes capaces de soportar procesos gráficos para realidad aumentada (VR).

Los microchips serán los protagonistas principales de todos los componentes fabricados entre 2021 y 2022

Por otra parte, la empresa anunció a través de su sitio oficial que abrirán una fábrica en Arizona, invirtiendo en la nueva sede más de 12 millones de dólares, creando mil 600 nuevos empleos.

La compañía especializada en fabricar semiconductores y que tiene como clientes a grandes compañías de la talla de AMD, NVIDIA o la misma Qualcomm marcarán un paso para fabricar localmente los componentes sin la necesidad de depender de otras fábricas alrededor del mundo.

Con ello, la compañía podría evaluar los posibles riesgos de la prohibición comercial por parte del gobierno de Estados Unidos a TSMC de no fabricar más los procesadores de Huawei y apostar por el proyecto de Arizona, que en definitiva beneficiará a la empresa de la manzana.

Es importante destacar que solo Samsung y TSMC son capaces de desarrollar procesadores con 5 nanómetros, pero usan equipo estadounidense para fabricarlos, por tanto, deben acatar los acuerdos comerciales impuestos por el gobierno estadounidense.

Además, con la posible ruptura comercial entre Intel y Apple, que se podría anunciar durante la Conferencia Mundial de Desarrolladores de Apple 2020 (WWDC por sus siglas en inglés) dejaría a TSMC como un gran candidato para emerger como una gran opción para fabricar los procesadores patentados que desea incorporar la compañía en la próxima generación de iMac y Macbook.