A un año del asesinato de Aidée Mendoza, la pregunta continúa ¿Quién fue?
El asesinato hace un año de Aidée Mendoza Jerónimo sigue envuelto en incertidumbres. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Ciudad de México. El asesinato hace un año de Aidée Mendoza Jerónimo sigue envuelto en incertidumbres, en el último intento por acercarse a la verdad, la Fiscalía de Justicia de la Ciudad de México (FGJCDMX) ofrece dos millones de pesos para quien entregue información veraz de las personas o persona que activó la pistola que arrebató la vida de Aidée mientras tomaba clase de matemáticas en el Centro de Ciencias y Humanidades unidad Oriente (CCH).

Los dictámenes de balística hechos por especialistas del Instituto Politécnico Nacional, la Fiscalía de Justicia Militar de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y servicios periciales de la Fiscalía, confirmaron que la bala fue disparada en el patio del centro de estudios de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hasta impactar en el costado del cuerpo de Aidée que se encontraba en un salón del primer piso del edificio P. La joven de 18 años, murió camino al hospital.

La fiscal Ernestina Godoy Ramos informó el 11 de diciembre de 2019 de la detención de un hombre quien presuntamente robó un arma de 9 milímetros a un policía preventivo de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) y desde la cual, se habría hecho el disparo. Sin embargo, no tuvieron elementos ni testigos para demostrar que el sujeto disparó el arma.

El hombre fue aprehendido 15 días después del hecho -que ocurrió el 29 de abril- pero sin pruebas no pudo ser vinculado a proceso. Hoy la pregunta es la misma ¿Quién asesinó a Aideé Mendoza Jerónimo?.

Gilberta Mendoza, tía de Aidée, a un año del crimen, manifestó en entrevista que la familia mantiene confianza en la recompensa para encontrar al responsable. El Acuerdo FGJCDMX/16/2020 que publicó la Fiscalía capitalina el pasado 20 de abril estipula que de localizarse, identificarse o poner a disposición de la persona o personas responsables de la muerte de Aidée, entregarán el monto que asciende hasta dos millones de pesos.

Dicha recompensa fue una demanda que planteó Gilberta en la última marcha del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer.

Acompañada de otras familias que han perdido algún ser querido por la violencia latente en la UNAM. Mendoza externó que el incentivo podría funcionar como en el caso de Fátima, la niña de 7 años víctima de feminicidio en la ciudad.

Mendoza dijo tienen esperanzas en acercarse a la verdad y justicia a pesar del tortuoso camino enfrentado este año. Entre la opacidad de información y las amenazas que ha recibido la familia contra su integridad. Hoy, todavía no logran tener una representación legal adecuada frente a un caso plagado de interrogantes, mencionó.

¿Quién hablará por mi espíritu?
“¿Por quién hablará mi espíritu si están matando a mi raza? #NIUNAMENOS”, escribió Aidée en su cuenta de Facebook cuando la violencia feminicida apagó la vida de otras estudiantes del mismo CCH Oriente.

Miranda Mendoza Flores, también de 18 años, secuestrada y asesinada tras abandonar el plantel. Jennifer Sánchez, asesinada 11 días después de haberse informado de su desaparición.

La violencia en la periferia orilló en febrero de 2020 a las alumnas del CCH Oriente a unirse a la toma de instalaciones que se estaba suscitando en otros centros educativos de la Máxima Casa de Estudios.

Días después, el gobierno de la ciudad acordó por medio de la Coordinación General del Gabinete de Seguridad Ciudadana, la Fiscalía de Justicia y la Secretaría de Gobierno, una serie de mesas de trabajo, entre las que se pactó una reunión con la fiscal Ernestina Godoy, familiares y alumnado para conocer detalles de la investigación de la muerte de Aidée.

En medio de la contingencia sanitaria por la pandemia del COVID-19, la escuela se encuentra cerrada.

“¿Por quién hablará mi espíritu si están matando a mi raza? #NIUNAMENOS”.

Aidée Mendoza
Gilberta externó que están hartas de callar. Ella considera legítima la demanda de las estudiantes por conocer la verdad sobre el asesinato de Aidée.

“Es justo que sepan, es su escuela, es su segunda casa. En un futuro tal vez vaya mi hijo ahí, y no sólo él, muchos que vienen atrás o que ahorita van, pero van con miedo, de no saber que está pasando, de no saber si el caso va a quedar impune.”

La familia extraña aquella sonrisa que se mira en las fotografías a Aidée. Gilberta recordó a su sobrina siempre con la disposición de ayudar cuando las personas lo necesitaban. Con el deseo de estudiar psicología, viajar y formar una familia.

En el proceso de afrontamiento del asesinato de Aidée, Gilberta piensa que la organización de otras familias o víctimas de la violencia es imprescindible. No callar frente a la impunidad.

“Lo importante es sentir que estamos unidas y unidos para poder llevar un caso tan grave, para poder darle solución, para saber qué es lo que pasa y para poder dar justicia, para que no vuelva a ocurrir un caso así”.

La contingencia sanitaria por el COVID-19 no permite a las mujeres manifestarse en las calles pero eso no desvanece su organización y demanda de justicia para Aidée y otras víctimas de feminicidio.

El grupo de acompañamiento a la familia de Lesvy Berlín Rivera Osorio, víctima de feminicidio en la UNAM, convocó a las mujeres a rememorar a Aidée y otras víctimas de feminicidio por medio de videos, fotografías, canciones o textos. Aquí puedes consultar la convocatoria.