Tomemos conciencia, quédate en casa: COVID-19

Quédate en casa.
Quédate en casa.

Hoy veía con tristeza cómo es que la gente sigue subestimando la gravedad de la pandemia mundial por el COVID-19, que amenaza cada día a más ciudadanos y que no hay manera de hacerla entender, de que una forma de prevenir los contagios, es quedarse en casa, es la sana distancia.

Vemos los esfuerzos que el gobierno del Estado y los municipios, están haciendo para poder evitar que la enfermedad avance y que cobre más víctimas, pero la gente sigue saliendo, sigue participando en grandes aglomeraciones y asistiendo a parques y jardines, como si estuvieran de vacaciones.

Las cifra de enfermos cada día se siguen incrementando y los números de muertos también están engrosando las estadísticas en nuestro Estado y el País, lo que cada vez hace más grande la necesidad de médicos y enfermeras, para poder atender a las personas contagiadas.

A ello, se suma la crisis económica que ya está empezando a golpear a muchas de las familias que han tenido que cerrar sus negocios, para atender las medidas de sanidad que han recomendado las autoridades de Salud estatal y federal.

Lamentablemente el COVID-19 seguirá cobrando víctimas y la crisis afectando a más familias, si no tomamos conciencia de que debemos quedarnos en casa, porque entre más rápido sea controlada la epidemia, más pronto se puede sobreponer el pueblo a los efectos devastadores que pueden llegar a suceder.

Es cierto que el gobierno pude dar apoyos, los ha empezado a dar a familias que están resultando más afectadas por el desempleo, el cierre de negocios y la falta de víveres, que ya se han empezado sentir en algunas familias vulnerables.

Pero hay que tener en cuenta, que si la gente no está generando ingresos, los negocios están parados y la economía no fluye, tampoco el gobierno va a poder recaudar impuestos para que siga paleando las necesidades de la gente.

Es urgente que todos sumemos, que desde cada lugar, que desde donde estemos, todos contribuyamos a que las autoridades puedan hacer mejor el trabajo y esfuerzo para frenar la pandemia. Si es guardando la sana distancia o quedándonos en casa, hay que hacerlo.

No podemos entender cómo es que mientras el responsable de la Salud federal, convoca a cumplir con los protocolos, otras dependencias del propio gobierno se empeñan en propiciar grandes concentraciones de gente, jóvenes y adultos mayores, que son los más vulnerable, para que cobren sus becas o pensiones.

Otros más allá de ser conscientes de la gravedad del problema de salud que se vive en el mundo y que estamos padeciendo en Querétaro, buscan sacar raja de lo que está sucediendo, para convocar a grandes cantidades de gente para hacerse notar y querer mostrar a la ciudadanía que ‘se preocupan’ por el bienestar social, cuando lo que quieren es sacar provecho político.

Ojala que desde cada hogar seamos más responsables y que evitemos seguir saliendo a los parques, como si nada estuviera pasando, como si la gente estuviera de vacaciones, cuando son los parques, donde podría ser uno de los más grandes focos de contagio, debido a la gran cantidad de personas, niños y adultos que utilizan la infraestructura para seguir conviviendo, exponiendo no solo a sus hijos, sino a los adultos mayores y a ellos mismos.

Hagamos algo, tomemos conciencia y mostremos tantita voluntad al contribuir cada uno, para que las autoridades hagan su trabajo y se pueda frenar la pandemia y evitar que la crisis no solo sea por el COVID-19, sino económica, de hambre, de inseguridad y tragedias.