COVID-19, riesgo social, económico y de salud para trabajadoras del hogar

COVID-19, riesgo social, económico y de salud para trabajadoras del hogar
Las trabajadoras del hogar enfrentan de manera crítica, por la emergencia sanitaria por la COVID-19, despidos injustificados o recortes en sus ingresos. FOTO: mundubat.org.

México, abril (SEMlac).- Las trabajadoras del hogar enfrentan de manera crítica, por la emergencia sanitaria por la COVID-19, despidos injustificados o recortes en sus ingresos por las medidas de distanciamiento social y hasta riesgos a su salud para quienes no pueden dejar su trabajo, señalan organizaciones que llaman a promover sus derechos: #CuidaAQuienTeCuida y #CotagiemosSolidaridad.

En un comunicado firmado por diversas organizaciones a propósito del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar señalan: “Una de cada tres personas trabajadoras del hogar es jefa de familia, por lo que la pérdida o reducción de sus ingresos -por despidos o “descansos” sin apoyo económico- las coloca a ellas y a sus familias en situación de riesgo que condiciona su seguridad patrimonial y alimentaria”.

La falta de protección social, la situación de pobreza moderada o extrema del 50,7 por ciento de los hogares de las trabajadoras del hogar y la situación de informalidad en la que laboran -99 por ciento no tienen contrato escrito y 97 por ciento no cuentan con seguridad social- las convierte en uno de los grupos en situación de mayor vulnerabilidad frente a la pandemia.

El comunicado firmado por el Sindicato Nacional de Trabajadoras y Trabajadores del Hogar, el Centro de Apoyo y Capacitación para Empleadas del Hogar; el Fondo Semillas; el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, Nosotrxs, Hogar justo hogar y Mujeres en Empleo Informal: Globalizando y Organizando, llaman al Estado mexicano y a la sociedad en su conjunto para actuar de forma solidaria con medidas para mitigar la crisis que afecta a quienes menos tienen.

Exhortan también a las y los empleadores de personas trabajadoras del hogar a pagar de forma íntegra su salario durante la cuarentena, pese a que estas no estén laborando, inscribirlas al Programa Piloto del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) para garantizar su acceso a la seguridad social y, en caso de que continúen trabajando, asegurar las medidas de seguridad e higiene recomendadas por las autoridades sanitarias del país.

Exhortan a las y los empleadores de personas mayores de 65 años, con enfermedades o padecimientos crónicos y mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, garanticen las medidas de aislamiento correspondientes por decreto federal.

También exhortan a los gobiernos federal y estatales a destinar recursos a las personas trabajadoras del hogar que perdieron sus trabajos y se encuentran debajo de la línea de pobreza, así como impulsar medidas y protocolos orientados a reducir la vulneración de derechos de estas frente a la pandemia.

Y, finalmente, solicitan a la ciudadanía que con el hashtag #CuidaAQuienTeCuida y #CotagiemosSolidaridad, en redes sociales promueva los derechos de las personas trabajadoras frente a esta crisis, sensibilice sobre estos a las y los empleadores con los cuales tienen contacto y los canalice a las organizaciones o instituciones que brindan asesoría en esta materia.