Rocío Hernández Romero, presidenta de empresarias Canaco.

San Juan del Río, 9 Marzo 2020.- Uno de los principales retos a los retos que se enfrentan las mujeres emprendedoras, es la falta de apoyo por parte de los familiares cercanos, aseguró, Rocío Hernández Romero, presidenta de empresarias Canaco.

Y es que dijo, es la propia familia quien por el “cariño” cuestiona acerca del proyecto que se busca emprender y por lo que muchas mujeres desisten de iniciar con sus proyectos.

“Es la primera barrera, te dicen, oye crees que sí funcione, para qué te arriesgas, mejor busca algo más seguro”, expresó.

Lamentó que en la cultura mexicana se tenga la ideología de que para para poder ‘vivir bien’, basta con estudiar y conseguir un buen empleo.

“En este momento la situación actual ya no está para tener esa mentalidad, tenemos que crecer, tenemos que mirar hacia otro horizonte y buscar otra forma sobresalir”, manifestó.

Explicó que otro de los retos es cuando una mujer logra incursionar en sectores de tipo industrial, al referir que se considera que las mujeres solo pueden comercializar artículos que van dirigidos al sector femenino.

“No solo podemos vender cosméticos, en otros sectores nos cuestionan tú qué haces aquí, qué vas a saber de esto, esto no es para ti”, indicó.

Hernández Romero, dijo que aunado a las barreras anteriores, la denominada doble jornada, impacta en el desarrollo del proyecto que se tenga.

Explicó que al momento de querer formar una familia y al ser las mujeres quienes se embarazan, llegan a descuidar las actividades que les demanda su proyecto de negocio.

A veces el hecho de hacernos cargo mayormente de la casa y los hijos, tenemos que compaginar todas estas actividades todos los roles y es más complicado”, subrayó.

Finalmente, destacó la importancia de que existan Asociaciones, Redes y Grupos de mujeres emprendedoras en las que entre todas puedan apoyarse para crecer e impulsar cada uno de sus proyectos.