Farmacoterapia y psicoterapia, esenciales para tratar pacientes con bulimia

Según el Instituto Nacional de Psiquiatría indican que 17 por ciento con bulimia, tuvieron algún intento de suicidio.

Farmacoterapia y psicoterapia, esenciales para tratar pacientes con bulimia
Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la persona con bulimia utiliza diversas formas como vomitar para evitar el aumento de peso.

De acuerdo con la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la bulimia es un trastorno alimentario por el cual un ser humano tiene episodios regulares de comer una cantidad mayor de alimentos y siente una pérdida de control sobre la comida.

La persona utiliza diversas formas, tales como vomitar o consumir laxantes para evitar el aumento de peso. Según el Instituto Nacional de Psiquiatría, 10 por ciento de jóvenes con anorexia y 17 por ciento con bulimia tuvieron algún intento de suicidio y únicamente 25 por ciento recibió tratamiento especializado.

Con el fin de ampliar la información, NotiPress consultó a la psicóloga Ana Diana Reyna Miramón sobre el trastorno e informó, “la bulimia se produce por una mala percepción que tenemos sobre nuestro cuerpo, necesidad de aceptación, poco control de impulsividad, ansiedad y normalmente los individuos se encuentran deprimidos”.

Según la Secretaría de Salud, la enfermedad se caracteriza por atracones recurrentes, seguidos de conductas compensatorias tales como la purga que son vómitos autoinducidos, uso excesivo de laxantes diuréticos o ejercicio excesivo.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la bulimia es una enfermedad mental, pues la persona tiene el temor a engordar, y la falta de autocontrol sobre la alimentación hace que los sentimientos y pensamientos determinen un estado anímico y mental que acaba en procesos depresivos.

Los síntomas para detectar el trastorno son comer descontroladamente, incluso durante períodos de dos horas, sensación de no poder parar de consumir alimentos, hacer ayunos o dietas muy rigurosas, provocarse vómitos, abusos de laxantes, cambios de humor y depresiones fácilmente detectables.

La especialista aseveró “se recomienda una terapia cognitivo conductual para modificar la conducta y si la persona tiene alguna desnutrición o problemas ya a nivel de esófago por provocarse el vómito necesita una atención médica”.

Según la OMS, el tratamiento puede ser la psicoterapia individual o en grupos, es decir, una teoría cognitiva para explicar cómo y porqué se produce un determinado comportamiento o pensamiento, de dónde surge un sentimiento o una emoción determinada y qué fenómenos intervienen en este proceso.

Existen medidas dietéticas, normas y pautas sobre la nutrición y los hábitos alimenticios. Además de tratamientos farmacológicos, sustancias que actúan reduciendo la frecuencia de los atracones, vómitos y mejoran la depresión en el paciente.

Los antidepresivos para combatir esta enfermedad son los IRSS, medicinas que inhiben la captación de una sustancia encontrada en el cerebro llamada serotonina. Por esta parte, el mejor tratamiento para tratar a una persona con bulimia es la farmacoterapia y la psicoterapia, dentro de un programa de modificación de la conducta.