Empresa desarrolla cigarrillo electrónico con inteligencia artificial
Juul pretende con su cigarrillo electrónico basado en IA detener el alto consumo de cigarrillos que es de más de mil millones por día en todo el mundo.

La industria del tabaco se está enfrentando a serios problemas derivados de nuevas leyes y una nueva visión del tabaquismo en la población, eso ha orillado a las empresas a encontrar nuevas alternativas en la forma de producir un cigarro, con la prioridad de tener un nuevo concepto de negocio y utilizar a su favor la tecnología como la inteligencia artificial (IA) con el propósito de generar beneficios para la sociedad que consume a diario en todo el mundo un promedio de mil millones de cigarrillos.

Juul, compañía que se dedica a fabricar cigarrillos electrónicos nació en 2015 como un proyecto de PAX Labs, empresa dedicada en producir vaporizadores desde 2007, hoy se concentra en crear un cigarro basado en la inteligencia artificial para ayudar a los usuarios a disminuir el consumo de tabaco. La firma solicitó una patente de un dispositivo capaz de reducir los consumos de nicotina y proporcionar de manera progresiva la sustancia.

El dispositivo funciona a través de IA y va sustituyendo de forma gradual el consumo de la nicotina y lo suple con otro producto menos dañino como el ácido cítrico. El cigarrillo electrónico se puede conectar a un teléfono móvil descargando la aplicación y con ayuda de IA suaviza el consumo de la sustancia por el ácido cítrico. El algoritmo que va recabando la información en el vaporizador va aprendiendo de manera automática con base al uso y el comportamiento del usuario.

Cabe señalar que la compañía Juul inició sus operaciones con 200 empleados y hoy cuenta con más de 1500. El cigarro electrónico de la marca comenzó a comercializarse en Estados Unidos, después expandió su mercado a Reino Unido, Alemania, Canadá, Corea del Sur, Irlanda y Filipinas. Además, desde su comienzo la compañía se ha visto envuelta en múltiples escándalos.

En noviembre de 2019, en Nueva York, Juul hizo pública una demanda por parte del gobierno de Estados Unidos por publicidad engañosa y por atentar contra la salud pública de los consumidores al convertirlos en adictos a sus productos. A pesar de las fuertes críticas, Juul quiere cambiar el mal concepto de su marca contribuyendo a detener el consumo de los cigarrillos convencionales y ofrecer alternativas basadas en la inteligencia artificial con el objetivo de tener productos no tan nocivos para la salud.

Puede ser contradictorio el hecho de ver a una empresa de cigarrillos electrónicos aliada con Marlboro y Philip Morris de Estados Unidos, que en 2018 invirtieron más de 12 millones de dólares en Juul y ahora pretenden combatir el tabaquismo con inteligencia artificial. La empresa ha sido blanco de muchos ataques a su imagen pública por el aumento del vapeo en los adolescentes y por esa razón, los gobiernos modificaron las leyes para regular el consumo en los menores de edad.