Miedo a la soledad

“No puedo ni siquiera bañarme en silencio” “Estando sola en mi casa es horrible” ¿Por qué inquieta tanto la soledad y qué podemos hacer para sacarle provecho cuando se presenta?

Razones por las que existe miedo a la soledad

  • Nunca lo has estado. Una persona que atendía me decía: “Soy hija menor, siempre estuve acompañada, y cuando estaba a solas, regularmente era con algo de fondo: música, la tele, los vecinos”
  • Cuando has estado a solas, no ha sido una buena experiencia. Las personas que tienen una relación y se terminó, aprenden que la soledad no hace sentir bien, por lo que se la pasan evitándola.
  • La valoración de “Pobre, está solo como hongo”. El estigma adquirido de que las personas no deben estar solas. Estar solo es considerado como anormal.

TE INVITO A LEER: ¿Por qué hacemos lo que no queremos hacer…

Cuando el miedo a la soledad se convierte en problemático

¿Qué puede salir mal si no sabes estar bien a solas?

  • No terminas una relación de pareja porque: ¿Qué va a ser de mi si termino sola?
  • Te llenas de actividades con personas que no te gustan porque “mejor acompañada que sola”
  • Estar agotado(a) de trabajar, pero “ni de chiste ir a mi casa, ni el perro me ladra”
  • Estar conflictuado(a) porque te sientes mal de estar en casa solo, pero es peor salir a comer solo en un restaurante “¿Qué van a decir de mí? Voy a dar lastima”

Qué hacer para superar el miedo a la soledad

  1. Enfrenta al monstruo antes de que crezca. Estar a solas sin experimentar miedo es una habilidad que se desarrolla: haciéndolo.
  2. Cuestiona lo que piensas acerca de la soledad. ¿Realmente es sinónimo de sufrimiento para todos?
  3. Experimenta con breves periodos de tiempo a solas. Pasa primero unos pocos minutos al día (5 quizá para empezar) contigo mismo. Luego de una semana extiéndelo a 7 o 10. Haz esto hasta que puedas pasar unos 30 minutos al día en silencio, contigo mismo, escuchando tus pensamientos para que conozcas su contenido. Si sientes que no puedes ni esos 5 minutos al día, es hora de buscar ayuda.