Guadalupe A. policía adscrita a la policía estatal de tránsito de la SSPyPC, de Chiapas, no resistió más el acoso sexual y laboral de su mando policial. FOTO: CIMAC NOTICIAS.

Tuxtla Gutiérrez, Chis. Guadalupe A. policía adscrita a la policía estatal de tránsito de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPyPC), de Chiapas, no resistió más el acoso sexual y laboral de su mando policial, José Mercedes Gordillo Gordillo, subdirector operativo de la Subsecretaría de Seguridad Turística y Vial, por lo que interpuso una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH), pero como no le hicieron caso, se instaló en huelga de hambre afuera del Palacio de Gobierno.

Este miércoles cumplió tres días de ayuno en la puerta principal de la sede del poder ejecutivo en Chiapas, para exigir la destitución de su comandante, “para que ya se acabe el acoso sexual y laboral que se vive allí”.

Sola, con una pancarta, contó a la prensa que su calvario comenzó el 12 de agosto pasado, cuando subió a su cuenta personal de Facebook una publicación hablando del acoso sexual que se vive en la SSPyPC. “Ese mismo día, (Gordillo Gordillo) me envía un whatsapp con la captura de mis redes sociales, y una leyenda que dice: ‘muchas gracias Lupita por compartir’”.

Desde esa fecha, relató, “me viene hostigando laboralmente. Me castiga dándome servicio a bancos sin armas, sin chaleco, sin casco. Él directamente da órdenes para que se burlen de mí, me amenazan que me van a despedir porque las denuncias y demandas que tiene él no van a proceder”.

Decepcionada de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, donde interpuso su queja, que no ha caminado, ya no pudo con tanta presión del inspector general y jefe, por lo que decidió instalarse en huelga de hambre en las puertas de Palacio de Gobierno desde el pasado lunes.

Aún así, narró que ninguna autoridad voltea a verla, y desde lunes que se encuentra en plantón, el subsecretario de la dependencia le notificó que la van a enviar castigada a Tapachula, “pero que a él (el comandante) no le van a dar ninguna investigación”.

“El comandante José Mercedes Gordillo Gordillo, ya tiene una carpeta de investigación por abuso sexual, pero sólo lo suspendieron 15 días; ese fue su máximo castigo que le dio la Secretaria (Gabriela del Socorro Zepeda Soto), porque está defendido por el subsecretario Francisco Javier Orantes Abadía , y dice el que no lo van a tumbar porque está amparado con él; lo dice abiertamente, que no le van hacer nada”.

La policía denunció que el comandante goza de tanta protección que los 15 días que fue suspendido “entre comillas suspendido, porque llegaba a Secretaría a darnos órdenes”. Sostiene que sus compañeras sufren todo, “pero por represalias a lo que me hicieron a mí, ellas no quieren denunciar, están amenazadas por parte del comandante”.

En su denuncia pública la policía contó que el comandante Gordillo Gordillo lleva 32 años en el cargo, “ya es para que se retire, pero ¿por qué no se va? por las jugosas cantidades que les pide a las delegaciones, a los elementos, les pide dinero una cuota cada 15 días”, dijo.

Señaló: “para que te manden a una delegación depende el municipio, de 10 a 5 mil pesos. Vende las plazas en 5 mil pesos, las plazas para ingresar, para ser policía te la vende en 10 mil pesos, y hay pruebas de eso, y no le hacen nada”.