En niños que no fueron vacunados, el debilitamiento del sistema inmunológico por el virus del sarampión puede persistir durante meses o años. FOTO: PIXABAY.COM.

México, 1 Nov (Notimex).- En niños que no fueron vacunados, el debilitamiento del sistema inmunológico por el virus del sarampión puede persistir durante meses o años, lo que ocasionaría mayor incidencia de enfermedades infecciosas en el futuro, concluyó un estudio de la revista Science Immunology.

Durante la infección por sarampión la cantidad de glóbulos blancos disminuye, sin embargo, después de unas semanas se restablecen a niveles normales pero se es vulnerable a otras infecciones.

El análisis, encabezado por la Universidad de Ámsterdam, Países Bajos, reveló que el virus elimina parte de la memoria del sistema inmunitario humano, lo que explica la capacidad limitada del organismo para responder a nuevas infecciones.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores secuenciaron genes de anticuerpos de 26 niños no vacunados, antes y después de la infección por sarampión.

Los resultados mostraron que el recuento de linfocitos (un tipo de glóbulo blanco) se recuperan poco después de la desaparición de las erupciones; sin embargo la inmunosupresión puede persistir meses o años tras la infección.

También identificaron dos consecuencias inmunológicas de la inmunosupresión: la reconstitución incompleta del conjunto de células B vírgenes que conduce a la inmadurez inmunológica y la memoria inmune comprometida a enfermedades.

“La infección provoca cambios en la diversidad de linfocitos B y de memoria que persisten después de la enfermedad clínica y, por lo tanto, contribuyen a comprometer la inmunidad a infecciones o vacunas previas”, indica el documento.