Tormenta hace pasar mal momento a Duques de Cambridge

El avión que transportaba a los duques de Cambridge, se vio obligado a abortar su aterrizaje en el aeropuerto de Islamabad. FOTO: TWITTER.

Londres, 17 Oct (Notimex).- El avión que transportaba a los duques de Cambridge, Kate Middleton y el príncipe William, se vio obligado a abortar su aterrizaje en el aeropuerto de Islamabad, capital de Pakistán, debido a una fuerte tormenta eléctrica que azotaba la zona, por lo que regresó a la ciudad de Lahore.

La aeronave, conocida como RAF Voyager, en el que también viajaban personal de la Casa Real británica y periodistas, sobrevoló Islamabad aproximadamente una hora antes de retornar a Lahore, su punto de despegue, luego de intentar dos aterrizajes fallidos en la capital paquistaní, reportó el diario The Mirror.

El príncipe William, el segundo en la línea de sucesión al trono británico, comunicó que tanto él como su esposa se encuentran bien después de la terrible experiencia y continuarán su visita de cinco días en Pakistán, en la cual no viajan sus hijos.

En determinado momento, el primogénito del príncipe Carlos de Inglaterra preguntó a los pasajeros si estaban bien tras las fuertes turbulencias y bromeó “era yo quien piloteaba el avión”, lo que provocó risas entre los periodistas.

Este jueves en Lahore, en el cuarto día de su visita a Pakistán, los duques de Cambridge visitaron la icónica Mezquita Badshahi y tras realizar un recorrido se unieron a una conversación con líderes religiosos sobre la promoción de la armonía interreligiosa.

La mezquita Badshahi, ubicada dentro de la Ciudad Amurallada, también fue visitada por la abuela de William, la Reina Isabel II de Inglaterra, cuando estaba en el país con su esposo, el príncipe Felipe en 1961, así como por su madre, la princesa Diana, durante su gira de 1991.

Además de la mezquita, la pareja real visitó el Hospital y Centro de Investigación del Cáncer Shaukat Khanum Memorial, así como la Aldea Infantil SOS, donde participaron en una sesión de narración de cuentos e interactuaron con el personal y los niños.