Tribunal decreta receso para definir fallo sobre caso Lesvy

El tribunal de enjuiciamiento decretó un receso para definir si Jorge Luis González cometió feminicidio agravado en contra de Lesvy Berlín Rivera Osorio. FOTO: NOTIMEX.

México, 11 Oct (Notimex).- El tribunal de enjuiciamiento de la Sala 1 del Reclusorio Oriente decretó un receso para definir si Jorge Luis González cometió feminicidio agravado en contra de su novia Lesvy Berlín Rivera Osorio.

Luego de los alegatos finales en donde el Ministerio Público y la asesoría jurídica pidieron al tribunal, integrado por tres jueces, que se declare feminicidio y se condene a Jorge Luis a 60 años de prisión.

Sin embargo, la defensa del imputado reiteró que no hay ninguna prueba objetiva que pruebe que el imputado incurrió en el hecho de privar de la vida a su novia por lo que pidieron una sentencia absolutoria.

En la audiencia de juicio oral, ambas partes ofrecieron los alegatos en torno a lo que declararon los testigos y peritos sobre lo que sucedió la madrugada del 3 de mayo del 2017.

El Ministerio Público afirmó que hubo lesiones infamantes (ofensivas) en Lesvy, cuyo cuerpo quedó expuesto al público y según los peritos recibió 17 lesiones exteriores.

Además del estado de indefensión en que se encontraba Lesvy por los niveles de alcohol y los datos de violencia física y emocional que sufrió previos al feminicidio.

Señaló que otro rasgo de feminicidio es el hecho de que el imputado amenazó con suicidarse, según uno de los testigos, así como la continua violencia que sufrió Lesvy, lo que la hizo sumisa a quien la tenía aislada, controlada y vigilada.

A su vez, la asesoría jurídica sostuvo que no hay duda de que Jorge Luis, alrededor de las 4:18 horas de esa mañana, privó de la vida a Lesvy, “no fue un desconocido, sino su pareja”.

Se señaló también que en el raspado de uñas de Lesvy se encontró sangre del imputado, lo que prueba que estranguló a la joven de 22 años de edad, así como los rasguños que descubrió la mamá de la occisa en el brazo de Jorge Luis.

Por ello tanto el Ministerio Público como la asesoría jurídica reclamaron que el joven, quien desde 2017 está privado de su libertad en el reclusorio Oriente, sea sentenciado a 60 años de prisión por feminicidio agravado.

Sin embargo, la defensoría pública del imputado, reprochó que algunos medios de comunicación ya hayan culpado a Jorge Luis de feminicidio sin que haya una condena, ya que con ello se viola su derecho a la presunción de inocencia.

Aseguró que hubo inconsistencias de los testigos, además de que el auricular telefónico no tenía huellas de Jorge Luis, quien “es evidente que no estaba esa madrugada en condiciones de armar una escena de suicidio”.

Además, desestimó el peritaje de un especialista de Guatemala, pues argumentó que no puede ejercer en el país sin un permiso para ello, y descalificó la reconstrucción de los hechos por parte de una cirujana dentista.

Afirmó que no hay una prueba categórica en que el imputado haya cometido una acción u omisión en la muerte de Lesvy al tiempo que rechazó que existan datos de lesiones difamantes y de violencia. “No fue feminicidio dado que fue una mera decisión de la ahora occisa”, indicó.

Lesvy Berlín Rivera Osorio fue encontrada colgada del cordón de una caseta de teléfono público, a un costado de la Facultad de Ingeniería, en Ciudad Universitaria el 3 de mayo de 2017.