La liberan del delito de homicidio, Estado salvadoreño insiste en encarcelarla

Fiscalía apela fallo que le dio libertad.

Evelyn
Evelyn Hernández, la joven salvadoreña privada de la libertad absuelta en un segundo proceso el pasado 19 de agosto, sigue enfrentando persecución judicial.

Evelyn Hernández, la joven salvadoreña privada de la libertad tras haber sufrido una complicación obstétrica quien fue liberada y absuelta en un segundo proceso el pasado 19 de agosto, sigue enfrentando persecución judicial del Estado, ya que el pasado 6 de septiembre, la Fiscalía General de la República de El Salvador (FGR) presentó un recurso de apelación al fallo absolutorio.

Hernández sufrió un parto extrahospitalario en 2016 por el cual fue condenada a 30 años de prisión bajo el cargo de “homicidio agravado.” En diciembre de 2018, la Corte Suprema de Justicia del país centroamericano anuló el fallo. Tras pasar 33 meses encarcelada, fue liberada en febrero del 2019.

El 19 de agosto, tras celebrarse un nuevo juicio, ella fue declarada inocente. El juez José Virgilio Jurado Martínez reconoció que no había indicios que Evelyn haya cometido ningún delito, y que la Fiscalía, quien había pedido 40 años de cárcel para ella, no logró demostrar un acto doloso por parte de Hernández.

Sin embargo, la Fiscalía en su apelación argumentó que el juez no valoró de manera adecuada dos testimonios que alegaban que, contrario a lo que dijo la defensa de Evelyn, ella sí estaba consciente de que estaba embarazada. Las dos testigas serían una promotora de salud, y una empleada del hospital al cual Evelyn fue transferida para ser atendida.

Sin embargo, feministas salvadoreñas consideraron que la Fiscalía ya presentó estos mismos testimonios en el segundo juicio, y que fueron desestimados por el tribunal. Además, el argumento central del juez para absolver a Evelyn fue que la Fiscalía no pudo comprobar el dolo de la joven en el deceso del recién nacido.

La presidenta de la Agrupación por la Despenalización del aborto en El Salvador, Morena Herrera, calificó la apelación como un “ensañamiento judicial” que se ejerce en El Salvador contra las mujeres de escasos recursos económicos. “Este nuevo esfuerzo por arrebatar la libertad de Evelyn es negarle la posibilidad de que rehaga su vida, es destruirla. El sistema judicial nuevamente está jugando con la vida de otra mujer que debió tener apoyo” manifestó Herrera en un comunicado.

En entrevista con Cimacnoticias, una de las abogadas de Evelyn, Elizabeth Deras, dijo que “es común que haya insistencia en los procesos a pesar de que deben actuar con objetividad”. Sin embargo, consideró “preocupante” que incluso el Fiscal General se haya tomado el tiempo de dar declaraciones y se haya dado gran cobertura en las cuentas institucionales de la FGR.

En una de sus declaraciones ante la prensa nacional, el Fiscal Raúl Melara sostuvo que “hay grupos que tienen un gran interés en que eso se vea como un problema de pobreza, que se está persiguiendo a una mujer que tuvo una emergencia extrahospitalaria. Las pruebas son contundentes y ratifican que no es así. Sólo estamos haciendo uso de los recursos legales pertinentes.”

Sin embargo, Agrupación Ciudadana insistió en que uno de los principios rectores de la FGR según Ley orgánica, es el Principio de Imparcialidad, según el cual, “en caso de delitos y faltas deberán investigar no sólo los hechos y circunstancias en que se funde la responsabilidad del imputado o los que la agraven, sino también los que la eximan de ella, la extingan o la atenúen.”

“A Evelyn, las instituciones no le aseguraron sus derechos”, expresó Morena Herrera, “le negaron la educación sexual en la escuela; no le dieron seguridad en su comunidad, en la cual enfrentó violencia sexual; en el Hospital le violaron el secreto profesional al que tiene derecho toda paciente; y a pesar de que la justicia reconoció ya su inocencia, la FGR sigue empeñada en acusarla.”

Elizabeth Deras informó que el Tribunal notificó a la defensa, que tienen hasta el lunes 16 de septiembre para contestar el recurso. Una vez que la Cámara reciba el expediente, tienen 10 días para decir si se cumplen los requisitos mínimos legales para admitir el recurso, o si lo rechazan. En caso de admitirlo, la Cámara tiene 30 días para resolver sobre el fondo, lo cual puede ser más, estimó la abogada, porque se argumenta la carga de trabajo para la mora judicial.

El día de ayer, 9 de septiembre, colectivas feministas protestaron ante la sede de la Fiscalía en apoyo a Evelyn. Algunas de ellas lanzaron pintura roja contra las paredes del edificio, lo cual provocó un debate sobre los medios que usan las feministas para expresar su ira, muy parecido al debate sobre la brillantina en México. (Sonia Gerth)