delitos
Ana Irene del Río, responsable del área de Prevención del Delito y Participación Ciudadana, de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM).

San Juan del Río, 26 Agosto 2019.- La comunicación y confianza, de los padres con sus hijos, puede evitar que los niños, jóvenes y adolescentes, puedan ser víctimas de algún delito, sobre todo los que tienen que ver con al consumo de drogas y los que se generan por el mal uso de las redes sociales.

La responsable del área de Prevención del Delito y Participación Ciudadana, de la Secretaría de Seguridad Pública Municipal (SSPM) Ana Irene del Río, dijo a Rotativo de Querétaro, que aunque las redes sociales son un medio de comunicación muy eficiente, representan un riesgo para los jóvenes, por el mal uso que las personas mal intencionadas les pueden dar.

La funcionaria de la SSPM indicó que el reciente caso ocurrido a una joven menor de edad que pretendía viajar a la Ciudad de México para encontrarse con una persona que ni siquiera conocía físicamente, pudo haberla puesto en riesgo.

Y es que señaló que la misma situación puede ocurrir, no solo con niños, jóvenes o adolescentes, sino también con los adultos, que a través de las redes sociales ‘se enganchan’ con personas que aparentan un perfil, pero que en la realidad se están haciendo pasar por cualquier otra persona.

“Lo peor es cuando los involucrados, en este caso la persona vulnerable, se envuelven y terminan concertando una cita para verse en algún lugar, pero además proporcionando información delicada que les solicitan y que tiene otras intenciones”.

De ahí que señaló que un papel importante es el que juegan los padres de familia en los hogares, para no solo cuidar el manejo de las redes sociales de sus hijos, sino impedir que desde pequeños se involucren, ya que se convierten en un blanco fácil de la delincuencia.

“Son inocentes que todavía no tienen un criterio desarrollado para distinguir sobre quién es una persona real o quien es una persona falta o groomen, que es el término en inglés”, indicó.

La responsable de Prevención del Delito de la SSPM, explicó que es fundamental que los padres de familia se involucren más en las actividades que sus hijos hacen a través de las redes sociales y el uso de los dispositivos, ya que muchas veces pueden estar en riesgo de ser víctimas de algún ilícito.

Para prevenir la comisión de delitos, Ana Irene del Río, dijo que existe vinculación con las escuelas y los comités de padres de familia, así como con los maestros, para trabajar en una cultura de prevención.

Pero reiteró la importancia de la comunicación de los padres con los hijos, para hacerles saber los efectos que pueden tener una decisión como la de la menor que estuvo a punto de salir de la ciudad, sin el conocimiento de sus padres.