Nueva política de refugios debe reconocer trabajo de OSC

RNR pide que Estado no concentre rectoría en este tema.

refugios
Las asociaciones civiles que operan refugios para mujeres, expresaron su desconcierto con las declaraciones de la Segob, sobre la creación de una red de refugios estatales.

Las asociaciones civiles que operan refugios para mujeres, expresaron su desconcierto con las declaraciones de la secretaria de Gobernación (Segob), Olga Sánchez Cordero, sobre la creación de una red de refugios estatales.

Estos centros recordaron que los refugios surgieron en los años 90, impulsados por la sociedad civil, por lo tanto, a la Red Nacional de Refugios (RNR), que representa el 60 por ciento de estas instalaciones en el país, le parece inadmisible que “se les pretenda invisibilizar.”

Luego de participar en un acto en la Ciudad de México, el lunes 19 Sánchez Cordero anunció que el próximo 30 de agosto presentará los “Refugios para contener la violencia de género”, como parte de una política pública para proteger a las mujeres.

La ministra en retiro agregó que el objetivo es tener un refugio en cada municipio del país que “van a consistir en una serie de, hasta obviamente tener a las mujeres protegidas, con sus familias dentro de estos refugios, y darles sobre todo asesorías de carácter legal, pero también de salud, y otras tantas…empleo, por ejemplo, capacitarlas para salir adelante, económicamente, en fin, va a ser una bonita estrategia del Gobierno federal que queremos aterrizar”.

La RNR respondió en un comunicado que los refugios “no son una bonita estrategia del Gobierno federal”, “son mecanismos de protección que previenen feminicidios”. Y aunque la red reconoció el deseo del gobierno de crear nuevos refugios, hizo un llamado “a que esta administración no sea omisa y desconozca lo existente”, que lo nuevo se construya a partir de las buenas prácticas y que sería necesario fortalecerlas en vez de invisibilizarlas.

“Lamentamos esta acción de desconocimiento del arduo trabajo de la sociedad civil en pro de los derechos de las mujeres, sobre todo después de que, en febrero de este año, se pretendiera quitar por una circular (que al parecer sigue vigente) el presupuesto etiquetado para su operación”, expresó la directora de la RNR, Wendy Figueroa Morales.

Como ha documentado Cimacnoticias, el proceso de entrega de presupuesto a los refugios operados por la sociedad civil se extendió mucho más que en otros años. Sólo después de protestas de feministas, se reanudó la convocatoria suspendida en febrero para otorgar el financiamiento.

Luego de seis meses de que estos lugares operaran sin recursos, al iniciar julio el Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGySR) liberó los montos para los refugios. Ninguna de las y los funcionarios se ha pronunciado sobre si los recursos estarán asegurados para el año 2020.

Mientras tanto, el presidente Andrés Manuel López Obrador ha desestimado el trabajo de las organizaciones civiles, tachándolas de “corruptas”.

En marzo anunció que era el Estado el que pretendía ocuparse de la protección de las mujeres. Asimismo, Sánchez Cordero afirmó que de los 70 albergues que operan en el país, sólo 20 cumplirían “altos estándares de seguridad”, cuando en realidad todos los refugios que reciben presupuesto del gobierno se deben acatar al Modelo Oficial Vigente de Refugios, avalado por el Instituto Nacional de las Mujeres desde 2011.

El modelo de atención que promueve la Segob, está implementado en “Puerta Violeta”, la Unidad de Atención Multiagencial para las mujeres víctimas de violencia ubicada en el municipio de Escobedo, en el estado de Nuevo León. Es en Escobedo donde Sánchez presentará su nueva política de refugios, el 30 de agosto.

El proyecto estatal está operado en coordinación por la organización civil “Alternativas Pacíficas” y el gobierno local y ofrece asesoría jurídica, psicológica y de trabajo social a las mujeres. El punto crítico, según la RNR, es la cooperación con la policía. En “Puerta Violeta”, las mujeres tienen el primer contacto con una policía especializada en violencia de género, quienes las llevan a este centro para que sean orientadas y de ser el caso, canalizadas a un refugio.

Las organizaciones civiles han señalado que esto podría ser un problema ya que 50 por ciento de sus usuarias han indicado haber sido revictimizada por instancias gubernamentales de justicia, además que varias de ellas huyen de agresores que son policías o servidores públicos.

“Reiteramos nuestro llamado a no concentrar la rectoría de los refugios en el Estado puesto que es éste, a través de sus cuerpos policiales, sus mecanismos encargados de impartir justicia y las diversas instituciones que atienden las violencias de género, el responsable de la revictimización de miles de mujeres cuyos casos han quedado en total impunidad”, indicó el comunicado de la RNR.

Instaron a la secretaria Sánchez Cordero a no invisibilizar el movimiento de las mujeres y los refugios de la sociedad civil, pero se mostraron abiertas al diálogo y renovaron su invitación a la Segob para visitar uno de sus albergues para enriquecer las acciones que estén por impulsar.