Evita disgustos, reserva a la segura en estos últimos días de vacaciones

vacaciones
Las vacaciones de verano ya están por terminar, pero para disfrutar de ellas lo mejor es reservar y viajar informado, con el fin de conocer los derechos como consumidores. Foto: Ilustrativa.

México, 18 Ago (Notimex).- Las vacaciones de verano ya están por terminar, pero para disfrutar de ellas lo mejor es reservar y viajar informado, con el fin de conocer las obligaciones de los proveedores y los derechos como consumidores para no llevarse una sorpresa.

De acuerdo con la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco), los servicios de hospedaje están regulados por la Ley Federal de Protección al Consumidor, la cual establece como obligaciones de los proveedores entregar los términos y condiciones del servicio por escrito y respetarlos.

Además, evitar publicidad engañosa; exhibir a la vista del consumidor los precios y el reglamento interno del establecimiento; abstenerse de hacer cargos no autorizados por el consumidor o que no se deriven del contrato; respetar ofertas y promociones, y contar con un seguro que cubra accidentes.

Por su parte, los consumidores tienen derecho de conocer los términos del contrato; recibir la prestación del servicio de acuerdo con las condiciones contratadas; el pago de la bonificación o compensación en caso de que la prestación del servicio sea deficiente o no se preste por causas imputables al proveedor, el cual no podrá ser inferior al 20 por ciento del precio pagado.

La Profeco precisa en su publicación mensual que en caso de que el cliente se enfrente a un problema con el hotel o la plataforma de reservas, o si lo contratado no corresponde con la realidad, siempre se podrá reclamar.

En caso de que se haya reservado en un hotel a través de una agencia de viajes, pero ésta incumplió, es la responsable, por lo que tiene que apoyar al usuario-turista a conseguir los servicios que solucionen su emergencia o, en su caso, su traslado de regreso.

También deberá coadyuvar con el usuario-turista para reclamar ante el prestador final las indemnizaciones que correspondan conforme a la ley, y en caso de que el prestador final demuestre la responsabilidad de la agencia, ésta debe efectuar los pagos al usuario-turista que tengan lugar.