Ampliación de mandato en BC atenta contra voluntad popular consejero

Jaime Bonilla
Las modificaciones aprobadas por el Congreso de BC para ampliar mandato de Jaime Bonilla son un atentado directo a la expresión del voto de la ciudadanía. Foto: NTX.

México, 23 Jul (Notimex).- Las modificaciones legales aprobadas por el Congreso de Baja California para ampliar de dos a cinco años el mandato del próximo gobernador Jaime Bonilla Valdez son un atentado directo a la expresión del voto de la ciudadanía, aseguró el consejero electoral Mauricio Huesca Rodríguez.

El consejero del IECM expuso que más que una vulneración a las instituciones ese tipo de acciones atenta contra la voluntad que la población ejerce a través de su voto, para un cargo de representación popular por un plazo determinado.

“No solamente vulnera la Constitución, sino también una voluntad popular que se reflejó en las urnas”, dijo Huesca Rodríguez al término de una serie de actividades de participación ciudadana entre el Instituto Electoral de la Ciudad de México (IECM) y la alcaldía Xochimilco en el Parque Ecológico de esa demarcación.

Recordó que por mandato constitucional en 2014 se determinó realizar una reingeniería para configurar que al menos uno de los cargos de elección popular se alinearan de manera concurrente a la elección federal, por lo que todas las legislaturas tendrían que hacer ajustes de manera progresiva.

De esa manera, indicó, se generaron las denominadas “microgubernaturas”, las cuales ya fueron acatadas “por Puebla, Veracruz y otras entidades federativas. A Baja California le tocaba en esta ocasión”.

Mauricio Huesca aclaró que desde el IECM se mantendrán “tras bambalinas” con lo que ocurra en ese caso, ya que como autoridad autónoma mantendrán independencia sobre las decisiones que adopten los congresos de otras entidades federativas.

Sin embargo, subrayó que han seguido los criterios de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, donde se reconoce que existe incompatibilidad con la decisión del Congreso de Baja California.

“No se puede ni ampliar ni acotar el plazo porque eso vulnera el principio de representatividad del voto libre de la ciudadanía, y puede afectar de manera colateral muchos otros principios de nuestro Estado democrático de derecho”, finalizó.