Área Natural Río Bravo enfrenta importantes retos para su conservación

Río Bravo
El Monumento Natural Río Bravo atraviesa retos para su conservación, por lo que se integró un consejo asesor que buscará abonar a su preservación. Foto: Twitter.

México, 23 Jul (Notimex).- El Monumento Natural Río Bravo del Norte atraviesa importantes retos para su conservación y manejo, por lo que este martes se integró un consejo asesor que buscará abonar a su preservación, informó la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp).

Ese monumento es de vital importancia, ya que funge como corredor biológico para aves migratorias, especies acuáticas y mamíferos en la zona fronteriza entre México y Estados Unidos.

La dependencia federal precisó que este día se instaló el Consejo Asesor en la sección Coahuila de dicho monumento natural, con la finalidad de ayudar a su conservación.

Dicho consejo está integrado por 12 representantes, entre los que se encuentran universidades, tres ONG, propietarios privados y un representante de la Comisión Internacional de Límites y Aguas (CILA).

La Conanp destacó que ésta área natural protege el cauce del río y es un recurso invaluable para ambos países porque proporciona agua para diversos usos, así como es el sustento de la fauna silvestre y los ecosistemas.

El monumento mantiene un decreto por el Servicio de Parques Nacionales de los Estados Unidos como “Salvaje y Panorámico Río Bravo del Norte”, así como tiene una propuesta de ingreso a la Lista Verde de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

Por su parte, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) precisó que en octubre de 2009 fue declarada área natural protegida con carácter de monumento natural.

Indica que está compuesta por dos mil 175 hectáreas que se localizan en los municipios de Manuel Benavides, Ojinaga, Acuña y Ocampo, en los estados de Chihuahua y Coahuila.

La longitud del río es de aproximadamente tres mil kilómetros, ofrece agua dulce para las poblaciones de aves migratorias. Además, en la zona que abarcan el delta del Río Bravo y la Laguna Madre, en Tamaulipas, confluye la migración de más de 450 especies de aves acuáticas, semiacuáticas y terrestres.

Existen 46 especies de peces (34 nativas) y algunos anfibios, crustáceos y moluscos, además del venado bura y cola blanca, así como castor, oso negro, puma, lince, pecarí de collar, tortuga jicotea, golondrina risquera y lagartija de las peñas.