Retrasar compra y entrega de medicinas agudizará desabasto: CCE

desabasto
La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) informó que los principales productores de Metotrexato, medicamento que se utiliza para combatir difernentes tipos de cáncer, carecen del certificado vigente de buenas prácticas de fabricación, lo que obligó a suspender su proceso de producción, sin embargo, confirmó que está garantizado el abasto del fármaco en el país.

México, 18 Jun (Notimex).- El presidente de la Comisión de Salud del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Patrick Devlyn, advirtió que de retrasarse más la fecha de entrega de propuestas para abastecer medicamentos a 22 estados de la República Mexicana y a los institutos nacionales de salud, habrá un riesgo mayor de incumplimiento de las empresas.

En entrevista con Notimex, recordó que originalmente, 14 estados participaban en la compra consolidada extraordinaria, a los que luego se sumaron ocho más para un total de 22, y se tenía previsto que el 20 de junio las farmacéuticas podrían entregar sus propuestas, pero la fecha se pospuso para el 24 del presente mes.

Refirió que por cada día que se retrasa la que sería la segunda entrega de insumos de salud para este año, los farmacéuticos tienen más presión para importar los insumos y medicamentos que se requieren para cumplir con los contratos, en caso de que ganen la licitación.

“Llevamos más de 50 días de retraso y si hay fechas poco viables para que se entregue la primera parte de los productos y podríamos incurrir en incumplimiento y se agudizará el desabasto de medicamentos, y aunque podría haber sanciones administrativas lo que más nos preocupa es la sanción social, porque se nos responsabilizaría de la falta de medicinas”, subrayó.

Dijo que el hecho de aplazar el proceso y no definir fechas realistas para las entregas debido al tiempo que lleva también obtener un registro de importación, dificulta el panorama para la industria, pero también para todo el sector salud porque seguirá habiendo carencias en los tratamientos.

Además del proceso para la adquisición de medicinas e insumos de salud para el segundo semestre del año, actualmente se tiene el problema de que las instituciones y estados que licitaron a finales del año pasado no están pagando a los proveedores y están adquiriendo el mínimo del valor contratado, es decir, están comprando muy pocas medicinas.