Rosa Elena Valencia Garcia, Psicóloga.

San Juan del Río, 7 Junio 2019.- (Prohibida la reproducción total o parcial sin la autorización) La función de los padres de familia dentro de la sociedad, es sin duda la más importante y trascendente, pues de ellos depende criar y educar a los hijos para que lleguen a ser adultos responsables, aseguró la psicóloga, Rosa Elena Valencia Garcia.

Señaló que hoy en día, las familias están siendo azotadas por una crisis económica en donde ambos padres deben salir a trabajar lo que ocasiona que muchas veces los niños desde temprana edad queden solos al ‘cuidado’ de la televisión y el Internet.

“Ahí hay información que no esta filtrada y que no esta sustentada en valores y principios éticos, entonces desde ahí se van creando confusiones y los niños prácticamente crecen solos”, expresó.

Apuntó que sin duda esto está detonando en alcoholismo, drogadicción, violencia y en muchas otras situaciones que hoy aquejan nuestra sociedad.

Y es que dijo que a través de esos canales es donde los jóvenes son bombardeados por estereotipos de belleza y consumismo que muchas veces los llevan a tocar vacíos existenciales.

“Se sienten confundidos y vacíos por no poder poseer, alcanzar, vivir, y es ahí donde salen ala calle a buscar lo que no encuentran en casa”, indicó.

Sin embargo apuntó que esto también es una consecuencia de la violencia que ejercemos a través de pensamientos y conductas.

“Hemos proyectado la violencia como un mecanismo de socialización, le grito para que me tienda, le pego porque no escucha”, manifestó.

De ahí que destacó la importancia de fortalecer a la familia desde la pareja para evitar este tipo de situaciones que afectan directamente a los hijos, lo que provoca que se vuelvan adultos violentos.

“Debemos ser congruentes en nuestras acciones de los discursos que le damos a nuestros hijos, ellos solo aprenden el 10 por ciento y el resto lo imitan de nuestro comportamiento”, expresó.

Así mismo, manifestó que el autoconocimiento es una herramienta que puede ayudar a la sociedad a ser mejores personas y por ende mejores padres de familia.

“Nos lleva a ser hombres y mujeres verdaderamente libres, libres de heridas del pasado, de una infancia carente, de privaciones, abusos etc. , para elegir ser el hombre y la mujer que hoy queremos ser y escribir una historia distinta a partir del amor , el respeto, la responsabilidad, comprensión, empatía la compasión”, apuntó.

En ese sentido lamentó muchas veces cuando los jóvenes no encuentran en casa la aceptación, respeto, empatía y amor que debe brindar una familia, salgan y busquen aquello que les hace sentirse vivos.

“Es importante que hoy los jóvenes puedan volver la mirada a si mismos y ver que en su interior están todos los recursos y las herramientas para poder emocionalmente con todo”, finalizó.