Recursos del Proequidad se van a Institutos estatales de las mujeres

Inmujeres emite convocatoria para estas instancias.

mujeres
El Inmujeres emitió este día la convocatoria para acceder al fondo Proequidad 2019, pero el monto ahora se repartirá en las Instancias de las Mujeres en las entidades federativas.

El Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) emitió este día la convocatoria para acceder al fondo Proequidad 2019, pero el monto que originalmente se entregaba a organizaciones de la sociedad civil para impulsar proyectos a favor del adelanto de las mexicanas, ahora se repartirá en las Instancias de las Mujeres en las entidades federativas (IMEF).

Después de dos meses de incertidumbre sobre el destino del recurso etiquetado para el programa Proequidad, el Inmujeres anunció este 7 de junio de 2019 que en apego a la circular número uno del presidente Andrés Manuel López Obrador, no entregará los recursos públicos de dicho fondo a las organizaciones de la sociedad civil.

El monto de 86 millones 366 mil 404 pesos etiquetados en el programa Proequidad serán trasladados a las IMEF “con el propósito de contribuir a erradicar el embarazo infantil y disminuir el embarazo en adolescentes mediante acciones de prevención, atención, formación y difusión”, anunció el Instituto.

La convocatoria del programa Proequidad que este 7 de junio difundió el organismo encabezado por Nadine Gasman Zybelmann, está acompañado del documento “Fundamentación y motivación para emitir la convocatoria del Proequidad 2019”, donde se explica la decisión de no continuar con este programa creado en 2002 para que agrupaciones civiles trabajen en proyectos tendientes a mejorar las condiciones de vida de las mexicanas.

Todo es en razón de la circular uno que López Obrador difundió entre su gabinete el pasado 14 de febrero, ordenando “no transferir recursos del presupuesto a ninguna organización social, sindical, civil o del movimiento ciudadano, con el propósito de terminar en definitiva con la intermediación que ha originado discrecionalidad, opacidad y corrupción”.

Según argumenta el Inmujeres, la Junta de Gobierno de la dependencia el 18 de febrero aprobó la erogación de los más de 86 millones de pesos al programa Proequidad, condicionando a que la Secretaría de la Función Pública opinara si en este programa aplicaba la circular del presidente.

La Función Pública indicó al Instituto que, si bien carecía de atribuciones para interpretar el contenido o alcance de la circular, se encontraba obligada a acatar la instrucción de López Obrador. Lo mismo respondió la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quien también fue consultada por la institución.

Estas alegaciones del Instituto también las habían recibido las diputadas del Movimiento Ciudadano (MC), Movimiento Regeneración Nacional (Morena) y Partido de la Revolución Democrática (PRD), quienes el 15 de mayo presentaron un punto de acuerdo para que el organismo emitiera a la brevedad la convocatoria del Proequidad.

Entonces una de las diputadas reveló en redes sociales que antes de la conferencia en la que presentaron el punto de acuerdo hubo comunicación entre el Inmujeres y una senadora para pedir a las legisladoras que guardaran silencio sobre el tema.

A las exigencias de las legisladoras el Inmujeres además había afirmado que el Proequidad no era un programa presupuestario, no tiene reglas de operación y tampoco se publica en el Diario Oficial de la Federación.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y las asesoras civiles de ONU Mujeres, fueron otras de las instancias que exhortaron al Inmujeres a continuar con el Proequidad.

Sin embargo, la instancia rectora de la política de género finalmente determinó que tienen la facultad de modificar el fin por el que se creó el programa Proequidad. Ahora, con el mismo monto de recursos económicos que aprobó la Junta de Gobierno, será dirigido a los institutos estatales para que atiendan el problema de embarazo en niñas y adolescentes que presenta México.

De acuerdo con la convocatoria los IMEF podrán presentar un proyecto por un monto máximo de 2 millones 698 mil 950 pesos.

INSTITUTOS LOCALES RECIBEN MÁS DINERO
La cancelación del programa Proequidad afectaba directamente a los proyectos que impulsan organizaciones civiles para prevenir el embarazo adolescente. Sólo el año pasado por medio del fondo se apoyaron a 61 proyectos relacionados con los objetivos de la Estrategia Nacional para la Prevención del Embarazo Adolescentes. Esto de un total de 172 proyectos que financió el Inmujeres.

Cabe recordar que el Inmujeres, además del Proequidad, tiene otro fondo de financiamiento mediante el cual también destina recursos para la prevención del embarazo adolescente, el Programa de Fortalecimiento a la Transversalidad de la Perspectiva de Género (PFTPG), pero este está dirigido a las instancias de las mujeres de los estados y municipios.

A través del PFTPG el año pasado el Inmujeres dirigió 13 millones 326 mil 200 pesos para que los mecanismos para el adelanto de las mujeres cumplieran con acciones relacionadas a la Enapea. Sin embargo, las acciones de los institutos no tenían el mismo alcance o estrategias que las impulsadas por la sociedad civil.

La medida presidencial también ha obstaculizado el trabajo que realizan organizaciones civiles en refugios que resguardan a mujeres sus hijos e hijas víctimas de violencia extrema y la prevención y atención de la población con VIH-Sida.