Mujeres periodistas enfrentan patriarcado en su tarea diaria

Periodistas
Periodistas destacan las dificultades que tuvieron que enfrentar para combatir la censura y los desafíos con los que se encuentran las comunicadoras en todo el mundo. Foto: NTX.

Berlín, 6 May (Notimex).- Las periodistas Cristina del Mar Quiles y María Florencia Alcáraz destacaron las dificultades que tuvieron que enfrentar para combatir la censura y los desafíos con los que se encuentran las comunicadoras en todo el mundo para informar en un mundo dominado por los hombres.

La puertorriqueña Cristina del Mar reflexionó sobre su situación en 2017, cuando compañeros y compañeras del gremio periodístico fueron despedidos tras el paso de Huracán “María” en su país, donde hacer periodismo no parecía prioritario.

Es en ese contexto, “No existía un medio que atendiese los temas que nosotras queríamos. Pensamos que los temas de economía, política o seguridad son también temas de mujeres”, explicó.

“Las mujeres somos parte de esta sociedad y muchas veces no estamos reflejadas en las páginas de los periódicos o en las coberturas de televisión. O, cuando estamos reflejadas, lo estamos como personajes secundarios o víctimas”.

En declaraciones a la Deustche Welle (DW) dijo que “lo que no se dice, en cierto modo, no existe” por ello decidió enfocarse en las luchas individuales y colectivas de las mujeres, y analizar el acontecer noticioso desde una perspectiva de género.

En tanto, María Florencia Alcaraz, coeditora de la web argentina LatFem, citó que en cualquier ámbito que se aborde, en cualquier espacio en que pensemos, hay una desigualdad de género.

“Para cualquier tema que tratemos desde el periodismo va a haber entonces una desigualdad de género”.

Mencionó que el hecho de que las mujeres estén ausentes de los puestos de poder en el mundo de la política o los negocios es irrefutable, como lo corroboran las estadísticas en todo el mundo.

Insistió en que la mitad femenina también es excluida a la hora de informar sobre los temas que se consideran “masculinos”.

Para Alcaraz el periodismo feminista tiene la obligación de ser “interseccional”: tiene que pensar el género, pero también la raza, la clase, la edad o la orientación sexual, entre otras muchas circunstancias.

La periodista argentina aboga por la necesidad de poner estas temáticas en contexto: “tenemos que entender que son problemáticas estructurales y no singulares”, dijo.

La Organización de Estados Americanos (OEA), en el Día Internacional de la Mujer, hizo un llamado sobre la forma en que las mujeres que trabajan en el ámbito del periodismo son doblemente propensas a ser víctimas de violencia, tanto por ejercer la libertad de expresión como por su género.

Alcaraz dijo que en su experiencia las periodistas feministas son atacadas a diario, sobre todo en las redes sociales.

Los temas vinculados al aborto y a la diversidad sexual y de género son los que provocan más reacciones contra las periodistas que se atreven a informar al respecto.

En Argentina, aún polarizada por las demandas de legalización del aborto, ejercer un periodismo crítico con la moral patriarcal no es tarea fácil, añadió.

Ambas periodistas insistieron en la necesidad de contar estas historias para contribuir al cambio cultural que el movimiento feminista está llevando a muchas latitudes de la geografía mundial.

Alcaraz aboga por hacer un esfuerzo e ir más allá de las temáticas que por razones obvias son más llamativas en relación con la desigualdad de género, como los feminicidios.