migrantes
La CEM dio a conocer que los albergues de migrantes que tiene distribuidas en el país, se encuentran saturadas por el paso de las diversas caravanas. Foto: Twitter.

Cuautitlán Izcalli, Méx., 2 May (Notimex).- La Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) dio a conocer que las 133 casas o albergues de migrantes que tiene distribuidas en el país, se encuentran saturadas por el paso de las diversas caravanas de ciudadanos centroamericanos en su ruta hacia los Estados Unidos.

El secretario general de la CEM, Alfonso Miranda Guardiola, aseguró que se trata de instalaciones eclesiásticas distribuidas en las zonas sur, centro, noreste y norte del país, que trabajan al doble de su capacidad, pues algunas tienen infraestructura para 40 personas y ahora albergan a 80.

A su vez, el obispo de la Diócesis de Tapachula, Chiapas, Jaime Calderón Calderón, señaló que ha redoblado el esfuerzo para atender el tema de los migrantes, porque es un fenómeno que ha crecido en los últimos años.

En conferencia de prensa, mencionó que se trata de un flujo permanente, aunque “la novedad ha sido la formación de las caravanas de migrantes” y la diócesis a su cargo les ofrece apoyo en todo el camino costero de Chiapas.

En tanto, el obispo emérito de San Cristóbal de las Casas, Felipe Arizmendi Esquivel, llamó a “no ser ingenuos” en el tema de los migrantes, y reconocer que son objeto de abuso, pues “siempre hay gente explotadora de los demás; hay coyotes”.

“Hay gente mala, cierto, pero la inmensa mayoría vienen por hambre, por necesidad, no vienen por turismo ni por curiosidad. Vienen porque en su tierra, sobre todo en Honduras, hay violencia, miseria y pobreza”, dijo.