Científicos de la UNAM trabajan en mejoramiento genético del maíz

genético del maíz
Un grupo de especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabajan en el mejoramiento genético de maíz. Foto: Ilustrativa.

México, 5 Feb (Notimex).- Un grupo de especialistas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) trabajan en el mejoramiento genético de maíz, lo que genera nuevas variedades e híbridos del grano con ventajas agronómicas que apoyan con su producción a los agricultores de los Valles Altos de México.

Los especialistas emplean técnicas de mejoramiento genético clásico, es decir, los principios genéticos de plantas, para aprovechar y mantener la diversidad de los maíces nativos.

Para ello, seleccionan las mejores semillas a fin de obtener nuevas variedades: más productivas, con características de calidad de grano, para usos específicos para tortilla, alimentación de ganado, y según su ciclo vegetativo corto para escapar a las heladas.

Margarita Tadeo Robledo, académica de la Facultad de Estudios Superiores (FES) Cuautitlán, lleva 35 años de labor continua en investigación en mejoramiento genético de maíz.

Precisó que ninguno de los procedimientos que se aplican, considera el uso de transgénicos, tecnología que desde su punto de vista no se necesita utilizar en México, pues afecta la biodiversidad y la especie, lo que sería grave en su centro de origen.

De acuerdo a la información de Gaceta UNAM, los científicos mexicanos aumentan la producción y mejora la calidad, lo cual implica años de trabajo y dedicación.

La publicación universitaria destaca que el centro de origen del maíz es México; eso data de hace más de 10 mil años y a la fecha se tienen identificadas más de 60 razas.

“Se trata del alimento más importante en la dieta de la sociedad del país, pues aporta carbohidratos y una fracción de proteína que, en combinación con el consumo de frijol, lo vuelven un pilar de la alimentación. Su aporte nutrimental, pues, se traduce en amplios beneficios para el organismo de los seres humanos y también de los animales”, enfatizó.

Año tras año, explicó, reunimos caracteres como alto rendimiento, buena sanidad de planta y buena calidad de grano, color de grano amarillo para alimentación de ganado, maíces de grano azul para elotes, o bien, tortillas con calidad nutracéutica y ventajas en la alimentación para las distintos usos especiales y tipos de alimentos que se van a producir.

En este proyecto participan estudiantes y académicos, con distintos campos de especialidad y conocimiento, de la máxima casa de estudios y de otros institutos de investigación como el Instituto Nacional de Investiagciones Forestales, Agrícolas y Pecuarias (INIFAP).