ONU
La alta representante de la UE para la Política Exterior, Federica Mogherini, abogó hoy aquí porque se enseñe a los jóvenes que "golpear a su novia no es cool, no es divertido”.

Naciones Unidas, 27 Sep (Notimex).- La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, abogó hoy aquí porque se enseñe a los jóvenes que “golpear a su novia no es cool, no es divertido”, en el marco de la presentación de la iniciativa Spotlight.

En un esfuerzo conjunto de la UE, Naciones Unidas (ONU) y diversos países de América Latina, la iniciativa tiene como objetivo eliminar la violencia contra mujeres y niñas. En el continente americano se registran las cifras más altas de violencia de género del mundo.

Un total de 14 de los 25 países más violentos del mundo están en América. En 2016 se registraron en Argentina 254 feminicidios; en El Salvador 349; en Guatemala, 211, y en Honduras, 486; de esos casos el 98 por ciento quedó impune.

La iniciativa para la cual la UE anunció este día 50 millones de euros (58.35 millones de dólares) hasta el 2020 se centrará precisamente en esos países, escogidos por la urgencia de la acción y por la disposición de sus gobiernos a la acción conjunta.

“Matar a una mujer por el hecho de ser mujer es uno de los peores crímenes que uno puede imaginar”, declaró Neven Mimica, comisario europeo de Desarrollo y Cooperación.

“Trabajaremos con gobiernos y otros socios para atacar las causas del feminicidio, cuyas raíces son las actitudes patriarcales, la misoginia y la cosificación de las mujeres”, refirió Mimica. A nivel global son 500 millones de euros (casi 584 millones de dólares) los que pone a disposición la UE para el programa, también en otros continentes.

La inicitiva Spotlight se basa en la observancia de los derechos humanos fundamentales pero también tiene como objetivo el desarrollo sustentable.

“Pues sólo si hay equidad y empoderamiento para las mujeres podremos explorar el verdadero potencial de nuestras sociedad, incluyendo nuestras economías”, subrayó Mogherini.