Población infantil
Durante los últimos 27 años, la población infantil y de jóvenes en Nuevo León ha ido en descenso, en tanto la de adultos mayores. NOTIMEX

Monterrey, 13 Jul (Notimex).- Durante los últimos 27 años, la población infantil y de jóvenes en Nuevo León ha ido en descenso, en tanto la de adultos mayores aumento en un 100 por ciento, reveló el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Refirió que conforme a las proyecciones estimadas por el Consejo Nacional de Población (Conapo), el número de personas que reside en esta entidad en el presente año es de 5.2 millones.

Por sexo, detalló, el porcentaje de mujeres es de 50.4 por ciento, ligeramente mayor al de los hombres, con un 49.6 por ciento.

Señaló que por edad, se observa que hay una gran cantidad de niños menores de 15 años, con 1.3 millones, y jóvenes de 15 a 29 años, con 1.3 millones.

“Si bien es cierto que estos grupos de edad concentran la mitad de la población total, con un 50 por ciento, también es cierto que su participación relativa ha disminuido en el transcurso del tiempo”, dijo.

Detalló que entre 1990 y 2017, el porcentaje de la población infantil pasó de 36.4 por ciento a 25.4 por ciento, mientras que la proporción de jóvenes disminuyó de 31.3 por ciento a 24.6 por ciento “.

La reducción ininterrumpida de la fecundidad desde finales de la década de los 60 y el aumento de la esperanza de vida, ha generado una base piramidal cada vez más angosta, indicó.

Esta situación se refleja en una proporción cada vez más alta de adultos, de 30 a 59 años, así como de adultos mayores, 60 años y más.

Destacó que los primeros incrementaron su porcentaje de 27 por ciento a 39.4 por ciento entre 1990 y 2017.

“Mientras que en las personas de 60 y más años acrecentaron de 5.4 por ciento a 10.5 por ciento en el mismo periodo, y se espera que en 2030 su monto aumente a 946 mil, un 15.5 por ciento de la población total”, enfatizó.

El INEGI consideró que el aumento de los adultos mayores implica desafíos importantes en materia de política pública.

Estableció que de acuerdo con la Organización de Naciones Unidas (ONU), “el envejecimiento de la población está a punto de convertirse en una de las transformaciones sociales más significativas del siglo XXI”.

Consideró que esta nueva realidad traerá “consecuencias para casi todos los sectores de la sociedad, entre ellos, el mercado laboral, financiero y la demanda de bienes y servicios, así como para la estructura familiar y los lazos intergeneracionales”.

Manifestó que la mayor sobrevivencia de la población será consecuencia de los avances tecnológicos y una mejor cobertura en los servicios de salud.