Contratos sobre comercialización de energía eléctrica relacionados a Generación Distribuida (GD) en México podrían alcanzar los 40 mil este año, Conermex.

México, 30 Ene (Notimex).- Los contratos sobre comercialización de energía eléctrica relacionados a Generación Distribuida (GD) en México podrían alcanzar los 40 mil este año, de acuerdo con estimaciones de la compañía de energía solar Conermex.

La empresa señaló que este año la electricidad generada bajo este esquema en el país podría duplicarse, al pasar de 220 megawatts registrados en 2016 a 460 megawatts.

El director general de la compañía, Carlos Flores Macías, señaló que los usuarios mexicanos tendrán nuevas opciones para comprar y vender su electricidad proveniente de la energía solar, ya que la nueva reglamentación permite que un tercero sea quien realice el contrato y no exclusivamente el consumidor.

Asimismo, indicó que partir de los nuevos modelos de la regulación de GD se abre la posibilidad de diversificar la forma en que se comercian los sistemas fotovoltaicos.

“Las alternativas que están emergiendo son la renta de equipo o leasing: el sistema fotovoltaico es prestado, con la generación de energía tú ahorras y me pagas la renta y tú te encargas de contratar”, detalló.

Precisó que la otra posibilidad es venta de energía, donde el equipo está en comodato en el domicilio del cliente, quien paga por la energía que genera a un precio acordado, con un descuento respecto al que se compra al suministrador de la red (Comisión Federal de Electricidad (CFE), Suministro Básico).

“Las compañías no piden dinero inicial al usuario por instalar paneles en el techo de su casa, el usuario consumidor paga una renta o un costo por la electricidad, que es menor al ofrecido por CFE al precio que marca, las empresas ofrecen la electricidad con un (costo) 10 o 20 por ciento menor a las tarifas de CFE”.

Sin embargo, aclaró que para el usuario siempre será más rentable pagar su propio sistema si tiene la capacidad monetaria, porque una vez que retorne la inversión, la electricidad será gratuita.

Mientras que con el nuevo modelo de negocio, el beneficio es que no se debe desembolsar una inversión para la instalación de los equipos, se obtiene un precio menor por la energía en comparación con las tarifas de la CFE, pero sigue pagando siempre.