Despiden a Andrew Michael Orihuela en Tequisquiapan

Despiden a Andrew Michael Orihuela en Tequisquiapan.

despiden-andrew-michael-orihuela-3

despiden-andrew-michael-orihuela-2

despiden-andrew-michael-orihuela-5

despiden-andrew-michael-orihuela-9

despiden-andrew-michael-orihuela-8

despiden-andrew-michael-orihuela-7

despiden-andrew-michael-orihuela-6
Tequisquiapan, 18 Sep 16.- La trágica muerte de Andrew Michael Orihuela Gómez, registrada durante la madrugada de este domingo en un accidente de carretera, mantiene consternado al alcalde de este municipio Raúl Orihuela González, familiares y amigos de la clase política, quienes acudieron para externarle sus condolencias y participar en una misa de cuerpo presente para despedirlo.

Durante el día, decenas de personas de todos los sectores de la población, amigos y familiares, así como de la clase política del Estado, acudieron al velatorio “Los Angeles”, para externar su pesar al edil y su familia.

Con una misa de cuerpo presente, en la Parroquia de Santa María de la Asunción, el alcalde Raúl Orihuela y su familia despidieron a su joven hijo, quien a decir de la familia es quien manejaba los negocios de su padre, en tanto el se desempeñaba como la primera autoridad municipal.

La ceremonia religiosa fue oficiada por tres sacerdotes de la Iglesia Católica, quienes externaron el mensaje de pesar y aliento que envío al edil el propio Obispo de Querétaro, Faustino Armendáriz.

“Lamentamos la partida de su hijo, pero estoy seguro que ya está gozando de la presencia del Señor, Nuestra fe en Dios Padre, todos partiremos en el momento adecuado, morir para resucitar, esto es lo que da sentido y valor a nuestra vida humana, la promesa de Dios siempre se cumple y no puede fallar su Palabra”, fueron algunas de las palabras que envío el máximo jerarca de la Iglesia Católica al alcalde ante el deceso de su hijo.

El cuerpo de Andrew Michael Orihuela Gómez, fue llevado en hombros hasta el panteón de la localidad, con básica de banda y decenas de personas que llegaron de todos los rincones del municipio, sin importar la condición social y económica, todos extremaban su dolor y pesar por la tragedia.

Para finalizar y a un lado de la tumba donde reposan ya los restos de su hijo, Raúl Orihuela González, agradeció a todos los asistentes las muestras y apoyo y solidaridad ante la tragedia vivida. Descanse en Paz.