Policía Estatal aseguró a dos personas en la colonia San Pedrito Peñuelas por tentativa de robo y otro mas en Carrillo Puerto por delitos contra la salud.

Querétaro, 27 Abril 16.- Vecinos de la colonia La Pradera, en el municipio de El Marqués, solicitan la intervención de las fuerzas de seguridad del Estado y de la Procuraduría General de Justicia (PGJ) para el desmantelamiento de diversos grupos presuntamente delincuenciales, que se han apoderado de viviendas que se encuentran deshabitadas para actividades de narcomenudeo, prostitución y drogadicción.

De acuerdo a denuncia de los vecinos, que por temor a represalias mantienen en anonimato su identidad, solicitan al Gobernador del Estado Francisco Domínguez, que ordene la intervención del Estado, debido a que la policía municipal de El Marqués pareciera que está coludida con los delincuentes, que se han apoderado de las viviendas deshabitadas para dedicarse presuntamente a actividades ilícitas.

“Han llegado grupos de personas que violan las cerraduras de las puertas y se introducen como en su casa y se dedican a la venta de droga y otras actividades que han incrementado la inseguridad para los residentes”, indicaron.

Asimismo explican que en reiteradas ocasiones solicitan la intervención de la policía municipal que se encuentra en el modulo de la colonia, pero es evidente que están coludidos con los delincuentes porque no hacen nada.

Y es que refieren que para apoderarse de las casas deshabitadas,los sujetos, entre los que también se encuentran mujeres y niños, rompen la cerradura y los vidrios de las ventanas, mientras que se roban la energía eléctrica de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), dependencia que tampoco no atiende las denuncias que hacen.

“Ya nos cansamos de solicitar la intervención de las autoridades de El Marqués y no hacen nada, vemos que llegan las patrullas y los policías solo platican con los sujetos que ocupan las casas y se despiden sin hacer nada”.

Subrayaron que son varias casas que han sido convertidas como “guaridas” al parecer de narcomenudistas, ya que durante el día y la noche hay constante movimiento de entrada y salida de sujetos desconocidos, pleitos y escándalos, por lo que solicitan a las autoridades de la Procuraduría General de Justicia y de seguridad del Estado, que intervengan y saquen estas pandillas de la zona, que al parecer están lideradas por una mujer y que han incrementado la inseguridad y afectado la tranquilidad de las familias.