México, 27 Nov (Notimex).- Fideicomisos Instituidos en Relación con la Agricultura (FIRA) presentó su programa de eficiencia energética, para ayudar a las empresas del sector agroalimentario a realizar inversiones en tecnologías que generen ahorros de energía.

El director del fideicomiso, Rafael Gamboa González, señaló que “un campo sustentable es un campo productivo”, por lo que tienen el objetivo de impulsar proyectos que contribuyan al cuidado del ambiente, para lo que han destinado cuatro mil 400 millones de pesos.

Explicó que el programa combina instrumentos financieros y no financieros para de esta manera generar la certeza de que se producirá el ahorro de energía necesario para pagar el crédito, y así, “romper la barrera para hacer inversiones en eficiencia energética: la desonfianza”.

Durante la presentación del programa, señaló que esta iniciativa incluye la validación de los proveedores de equipo y de los proyectos, así como la verificación y su seguimiento para así garantizar el impulso a los empresarios del sector.

En su oportunidad, el subsecretario de Hacienda y Crédito Público, Fernando Aportela, señaló que la sinergia entre la reforma energética y financiera posibilitan este tipo de programas, y el de eficiencia energética empieza con 300 millones de pesos otorgados por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

“El objetivo es financiar 100 proyectos verdes, de los cuales, alrededor de 15 ya están en etapa de autorización por parte de los bancos, que están analizando las propuestas, lo que muestra el espíritu renovado de la banca de desarrollo”.

Abundó que este tipo de programas funciona en el sector agropecuario, pero también debe funcionar en las pequeñas y medianas empresas, así como en otros sectores de la economía, y “ese es el esfuerzo en el cual nos estamos enfocando”.

En tanto, la representante del BID en México, Rosalba Aráoz Fernández, dijo que este programa, además de estar alineado con el Plan Nacional de Desarrollo y las estrategias de energía del país, generará competitividad, sostenibilidad y productividad entre los agroindustriales.

“Tanto es así que el programa fue reconocido por el Global Inovation Lab For Climate Finance, antes de su puesta en operación, pues lo ve como una de las actividades más prometedoras a nivel mundial en los efectos de apalancar inversiones privadas y eficiencia energética”, puntualizó.