Fabián Pineda, Presidente Municipal de San Juan del Río.

San Juan del Río, 17 Sep 15.- Luego de que el alcalde electo, Guillermo Vega Guerrero, se comprometiera en tiempo electorales a cambiar el proyecto del predio donde se encuentra ubicado el antiguo hospital general, Fabián Pineda Morales, aseguró que la obtención de los recursos está en riesgo, debido a que ya habían sido autorizados por la federación para la “Ciudad del deporte”.

Sin embargo dijo que ahora se tendrá que solicitar a la Legislatura el cambio del proyecto, que estaba destinado a espacios deportivos y que el nuevo edil pretende convertirlo en un área cultural.

Pineda aseguró que con el cambio de poder, se tendrá que iniciar nuevamente con los trámites ante la Secretaría de Hacienda y la LVIII Legislatura para que el alcalde entrante pueda cumplirle a la población.

“Él tendrá que solicitarle al congreso del estado el cambio, destino y uso de este predio, porque está etiquetado por la legislatura para crear una unidad deportiva y también las instalaciones del instituto municipal de la mujer”.

El mandatario local refirió que el trámite estaba completo, sólo esperaban que el recurso llegará a las arcas municipales para poder ejecutarlo, sin embargo ahora se tendrá que iniciar nuevamente con la gestión.

“Ya habíamos tenido la aprobación del recurso, ya estaba aprobado en la Secretaría de Hacienda, era un compromiso del diputado Astudillo, iba a contar con cancha de futbol, cancha especial para hacer actividades físicas como la zumba”, aseguró.

Pineda Morales manifestó que esa zona es la más baja de la ciudad y existen dictámenes por parte de la Unidad de Protección Civil que lo comprueban, por lo que sigue existiendo el riesgo de inundación.

De ahí que sustentó que se planeaba aprovechar la parte más alta del predio para instalar al Instituto Municipal de la Mujer (IMM), oficinas de recaudación de la JAPAM, de finanzas y oficinas de la presidencia municipal.

“Se requerían 35 millones de pesos, se gestionó de está manera porque la gente quería áreas verdes y es una zona de las más pobladas de San Juan, porque si se llegase a inundar no pasaría nada con los espacios, porque la zona más alta estaría protegida y es donde estaría la construcción”, concluyó.