Con más energía que nunca regresan Los Toreros Muertos a México

México, 24 May 15 (Notimex).- La agrupación madrileña Los Toreros Muertos, en su regreso a México, demostró que está más llena de energía que nunca al ofrecer un concierto cargado de locura en el Foro Indie Rocks de la colonia Roma Norte, la noche del sábado.

En punto de las 22:00 horas la banda, comandada por Pablo Carbonell, salió al escenario para encender los ánimos del público, que llenó el lugar con el tema que da nombre a su concepto y ligarse con un rosario de temas que hicieron cantar y bailar a sus fieles seguidores mexicanos contemporáneos y de nueva generación.

La banda española regresó triunfal luego de 26 años de ausencia de escenarios mexicanos, en el marco de festejos de su 30 aniversario en la música y en la promoción de su más reciente producción discográfica en vivo, de la que se desprende el sencillo “Mi agüita amarilla” y en la gira “Nadie le dará más por su dinero”.

Los músicos conocedores de la entrega de los mexicanos a su propuesta musical, hicieron de las suyas en el diminuto escenario para hacer una fiesta y un viaje al pasado por lo mejor de sus éxitos, que contagiaron de alegría a los presentes con temas como “Manolito”, “Soy un animal”, “Los Toreros Muertos” y “Agüita amarilla”.

Los asistentes al foro recibieron un vaso lleno de cerveza cortesía de una importante marca de bebidas, lo que les brindó el don de la paciencia para esperar hasta las 22:00 horas y empezar la celebración con los irreverentes toreros, que con globos multicolores saludaron al respetable, en una completa ironía.

La vieja casona de las calles de Zacatecas se cimbró en cada una de las canciones de la banda, con el brincar constante de los asistentes, así como el coro monumental que se alcanzó a escuchar desde las afueras, donde los revendedores buscaban a los incautos que no alcanzaron un boleto.

Los músicos, ataviados de manera chusca y adornados con flores y plantas, simulando zombis de algún panteón, agradecieron a los presentes su respuesta de corear sus temas y de seguirlos por 30 años en su trayectoria rockera ecléctica y anti etiquetas.