Guadalajara, 11 Mar (Notimex).- El editor y director de cine Jacopo Quadri, quien trabajó al lado de Bernardo Bertolucci en la cinta “Tú y yo”, aseguró que la grandeza de este director italiano no sólo es en el ámbito profesional sino también como persona.

En entrevista con los medios, Quadri, quien viene a México por primera vez para exhibir parte de su trabajo en el Festival Internacional de Cine de Guadalajara (FICG), reconoció que colaborar con Bertolucci ha sido un gran aprendizaje.

“A todas las personas que somos parte de su equipo nos pide el máximo, que explotemos nuestra creatividad y fantasía”, compartió el también productor.

“Él es una persona muy inteligente pero pide consejos y escucha los pocos que le llegan, porque es incómodo hacerlo con alguien tan grande como él”, agregó el miembro del jurado de la sección Largometraje Iberoamericano de Ficción de este encuentro fílmico, que concluirá actividades el próximo domingo.

Emocionado por trabajar con uno de los directores italianos más reconocidos a nivel internacional, Quadri recordó que una vez Bertulocci le dijo: Creo que los editores son mineros que van buscando entre la mina (el material filmado) el diamante que está ahí, aunque no se ve, y el resultado ahí está, me sorprendiste.

Sobre su experiencia en “Tú y yo”, refirió que fue muy interesante porque se realizó un trabajo paralelo entre el rodaje y la edición.

“Fue un caso raro y distinto. Su genialidad es tal que quiso recrear un estudio de filmación cerca de la locación principal para proyectar las ediciones diarias y todos los días había reunión de equipo, era una charla en la que había participación de todos”, indicó.

Compartió que una de las discusiones más fuertes durante el rodaje fue sobre la protagonista, una chica joven con una adicción muy fuerte.

Añadió que si bien se dieron muchas alternativas sobre el final, por razones económicas no se filmó mucho para no dejar material fuera.

Entre anécdotas, Jacopo Quadri también se refirió a su trabajo como director en “La Scuola D´Estate”, una cinta que retrata al carismático Luca Ronconi, maestro de la escena contemporánea del teatro italiano.

Con una trayectoria de 30 años siendo editor, esta ópera prima como director expuso: Nació de exigencia personal y de la relación que mi padre mantuvo con Ronconi, quien creó un sitio para que jóvenes actores y actrices pongan en práctica su talento y creatividad.

La cinta, que se exhibe en el FICG, tiene puntos de referencia sobre su infancia y cómo es que decidió ocuparse del cine y no del teatro como su padre.

“La cosa más linda de esto es que tuve la libertad total de decidir lo que quería hacer”, expresó Quadri, quien ha editado más de 60 películas y documentales.