Hacen jornadas por erradicación de mutilación genital femenina

Madrid.- 05/02/2015 (CIMAC).- Con motivo del Día Internacional de Tolerancia Cero a la Mutilación Genital Femenina (MGF), la Unión de Asociaciones Familiares (Unaf) celebra hoy y mañana, 5 y 6 de febrero, en esta capital española las “IV Jornadas Internacionales MGF: Respuestas para la prevención y la erradicación”.

El objetivo principal de las jornadas, que acoge CaixaForum, es buscar respuestas para la prevención y erradicación de esta práctica que afecta a más de 125 millones de niñas en todo el mundo y a medio millón en Europa, así como analizar la representación y el impacto social de su práctica.

Asimismo, pretenden incidir en la prevención como clave y en un enfoque global que hace imprescindible el compartir experiencias y estrategias de intervención adecuadas y eficaces.

Teresa Blat, presidenta de Unaf, dijo en la inauguración del evento que este año las jornadas analizarán dos “importantes novedades”: el Convenio de Estambul, primer instrumento vinculante para combatir la práctica en Europa, ratificado por España en 2014, y el Protocolo Común de Actuación Sanitaria ante la Mutilación Genital Femenina del Sistema Nacional de Salud.

Este Protocolo se dirige de manera especial a las y los profesionales de pediatría, ginecología y el servicio de atención primaria, explicó la presidenta de Unaf. Pero “también se dirige a madres, padres y familias y trata de lograr que firmen un compromiso de no practicar la MGF si regresan a sus países de origen”.

Carmen Molina, directora territorial y de planificación de UNICEF Comité Español, quien también participó en la mesa inaugural, destacó que los países con mayor prevalencia de MGF –sobre todo de África y Medio Oriente– tienen un crecimiento de población muy alto.

Por tanto, “se estima que en 2050, si no se mantuviera el trabajo de prevención y erradicación que se realiza en este momento, 192 millones de niñas y mujeres estarían en riesgo de sufrir ablación”.

El trabajo que realiza UNICEF en esa dirección se aplica en varios frentes. Por un lado, con los gobiernos para que no sólo se aprueben las leyes que prohíban la MGF, sino para que se pongan en marcha los mecanismos necesarios para que ésta se cumpla y se persiga el delito.

Por otro, con las comunidades, para que la práctica de ablación sea vista como algo dañino. Y sobre todo con las mujeres, para su fortalecimiento. “Una mujer formada y conocedora de sus derechos va a decir que no a la ablación, va a convencer a la comunidad, va a querer que su hija no la padezca”, dijo Molina.

La MGF es una práctica cultural con raíces muy “profundas y oscuras”, como el machismo y “cuesta mucho erradicarla”, sostuvo la representante de UNICEF, concluyendo que es necesario exigir a nuestros gobiernos que se inviertan fondos para la lucha por los derechos de las mujeres en aquellos países que la practican.

En la inauguración intervinieron también una representante de la Dirección General de Migraciones del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, Elena Alonso Ventura, y Sofía Sicilia, de Obra Social La Caixa.

Durante estos dos días, destacadas activistas nacionales e internacionales compartirán sus experiencias, tratando de analizar la situación actual y las buenas prácticas que se tienen en la prevención y lucha por la erradicación de la MGF.

Khady Koita, asesora senior de No Peace Without Justice y vicepresidenta de EURO-NET-FGM; Fatumata Djau Balde, presidenta de la Comisión Nacional para el Abandono de Prácticas Nocivas en Guinea Bissau, o Adriana Kaplan, antropóloga y directora de la Fundación Wassu UAB, serán algunas de las ponentes.

Por: Gloria López