El machismo es todavía un gran problema público

México, DF, 9 dic 13 (Cimacnoticias).- Para avanzar hacia la igualdad en todos los aspectos de la vida entre mujeres y hombres hay que empezar por contemplar al “machismo” como un problema público, afirmó la doctora en antropología Marta Lamas.

La también fundadora del Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir consideró que la nueva agenda del feminismo debe enfocarse en “lograr que el ciclo de vida de los hombres se parezca más al de las mujeres, lo que implica que ellos asuman su corresponsabilidad en el trabajo y cuidado doméstico”.

Lo anterior, durante la participación de la especialista en el ciclo “México ante sí mismo. Escenarios y encrucijadas”, organizado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (Flacso).

En su ponencia “Machismo y política en México”, la experta reiteró su preocupación de que se vea a la igualdad como una lucha sólo de las mujeres y que no se contemple en las discusiones, políticas y programas públicos la distribución equitativa de las labores de cuidado y las tareas domésticas.

A decir de Lamas, “el feminismo ha avanzado en el cuestionamiento por parte de las mujeres de los roles estereotípicos de género, pero esto no se ha dado igualmente en los hombres”.

Destacó que las conductas machistas están presentes tanto en hombres como en mujeres, por lo que al analizar el concepto de “machismo” se deben considerar las condiciones sociales y los contextos sociales, pues hay espacios donde los hombres “no admitirán que son machistas” y puso como ejemplo a la política, la academia o el mundo de la ciencia.

Recordó que existe un “orden simbólico de género y una división del trabajo basada en el sexo”, y que se debe entender a los mandatos de género de la masculinidad y la feminidad como “una forma de violencia simbólica”, que conecta las dimensiones psicosexuales.

“El Estado y las empresas operan con la premisa de una arcaica división sexual del trabajo, bajo la cual las mujeres asumen las tareas domésticas y de cuidado de los seres vulnerables, y los hombres el papel de proveedores”, puntualizó.

Lo que a decir de Marta Lamas ha llevado a que México sea un país profundamente desigual, y con una marcada brecha de género en temas como participación política, educación y salud.

Apuntó que en la evaluación realizada por el Foro Económico Global, México se colocó en 2012 en el sitio 68 en materia de igualdad de género, incluso por debajo de países como El Salvador o Nicaragua.

De acuerdo con ese índice, la brecha de género es más alta en participación laboral y en oportunidades económicas, donde México ocupa el lugar 111.

La antropóloga advirtió que cuando el Estado no conceptualiza esa forma de machismo como un problema público, “se abstiene de abordar las condiciones sociales que discriminan o ponen en desigualdad de circunstancias a las mujeres con respecto a los varones”.

Por ello urgió a impulsar y realizar más acciones afirmativas a favor de las mujeres para “desnaturalizar” estas concepciones, toda vez que “es posible el cambio personal y social a través de la corresponsabilidad de ambos (sexos)”.