Villahermosa, 24 Oct. (Notimex).- La totalidad de las guarderías infantiles en Tabasco fueron supervisadas y corregidas en sus protocolos, a fin de garantizar una eficiente prevención o reacción ante alguna contingencia, aseguró César Burelo Burelo, coordinador estatal de Protección Civil.

Refirió en entrevista que se trata de alrededor de 300 inmuebles que personal del organismo visitó de manera física en dos ocasiones este año.

“Se revisaron estructuralmente las instalaciones, se verificaron sus planes internos de protección civil, sus unidades y programas, y se hicieron las observaciones necesarias”, expuso.

Dijo que se capacitó al personal de cada guardería y se realizó una segunda inspección, para confirmar que las observaciones fueran solventadas, lo cual ocurrió.

“En la actualidad, hay una reglamentación importante de la Sedesol, que es la que regula estos establecimientos, y si no tienen unidades y programas internos al 100 por ciento, no les autorizan el funcionamiento”, subrayó.

El funcionario precisó que se revisaron las guarderías de todo tipo, tanto las del DIF como las del Seguro Social, del ISSSTE, las privadas y de otros organismos, en los 17 municipios.

De igual manera, apuntó que la verificación considera la revisión del entorno de cada guardería infantil y si se trata de instalar uno nuevo, se revisa que no sea cerca de sitios de riesgo.

“Se verifica eso y el primero en tiempo es primero en derecho, si ahí hay un taller, pues no se puede establecer otro tipo de instalación que suponga un riesgo para quienes ahí vayan a trabajar”, refirió.

En el caso de las gaseras, gasolinerías, hoteles, moteles y restaurantes, expuso que también, ya se concluyó con la revisión, observación y supervisión de correcciones en cada uno, aunque sólo en el municipio de Centro (Villahermosa).

Este trabajo, abundó, ya arrancó en los municipios de Cárdenas y Comalcalco, por lo cual, corresponderá a los cuatro centros regionales de Protección Civil, realizar esa tarea en cada localidad.

También, señaló que han intervenido en la revisión de las condiciones de cilindros de gas intercambiables en las empresas, pues se atiende un promedio de 20 fugas, a causa de desperfectos en los contenedores.

En lo que va del año han atendido 206 reportes de fugas en casas, panaderías o restaurantes, que se debe a las malas condiciones de los cilindros.

Asimismo, afirmó que ante reportes de que se percibe gas en el ambiente, se revisan con equipos como explosímetros para verificar.

Destacó que existe buena seguridad, en materia de protección civil, en los establecimientos y una aceptación por parte de los propietarios de negocios, para atender esos temas y prevenir riesgos.