Presentan informe sobre derechos de migrantes en el DF

México, 24 Oct. (Notimex).- La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) señaló la necesidad de que en la política de gobierno se instaure como principio transversal la interculturalidad.

Consideró asimismo que se requiere poner en marcha la Comisión de Interculturalidad y Movilidad Humana, y que se destinen recursos económicos para lograr la efectividad de la Ley de Interculturalidad, Atención a Migrantes y Movilidad Humana en el Distrito Federal.

En la presentación del informe “Migrantes. Análisis de la situación de los derechos de las personas migrantes de origen extranjero en la ciudad de México 2007-2012”, Martín Álvarez Gutiérrez, responsable de la investigación, refirió que en el Distrito Federal se aseguran al año unas mil 265 personas migrantes.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Migración (INM), en la ciudad de México hay 82 mil 350 personas de manera regular, y se estima que ocho mil 500 personas tienen una calidad migratoria irregular.

En cuanto a la niñez migrante, cifras del INM indican que en la ciudad de México regularmente de 0 a 19 años de edad hay siete mil 251 menores, lo que significa que ese grupo poblacional representa casi nueve por ciento del total de la población que tiene un status migratorio regular, refirió.

“De 2007 a 2012 el INM aseguró y deportó a 32 mil 518 menores de edad, de los que mil 268 fueron repatriados desde la ciudad de México, mientras que el resto fueron repatriados principalmente desde las estaciones migratorias del sur del país”, enfatizó.

Álvarez Gutiérrez indicó que de estos más de 32 mil menores, siete de cada 10 eran niños y niñas migrantes no acompañados, “lo que nos da la magnitud de la situación”.

Anualmente, expuso, la CDHDF recibe 48 quejas, que revelan que al existir mayores restricciones migratorias para ingresar, transitar y permanecer de las personas migrantes, las colocan en una mayor vulnerabilidad en sus derechos humanos.

De acuerdo con el informe presentado del sistema penitenciario, el organismo ha recibido quejas por maltrato, condiciones injustificadas de aislamiento y privación de alimentos de personas originarias de Camerún, Honduras y Sudáfrica.

Mientras que en 11 casos de personas migrantes de origen centroamericano, han sido víctimas de detenciones arbitrarias, agresiones y extorsiones, 18 más han sido víctimas de agresiones en distintas centrales de autobuses, de las cuales tres son mujeres.

De los casos, en ocho ocasiones ha sido señalada la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), y los tres restantes corresponden a personal de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina (SSPDF).

De acuerdo con Álvarez Gutiérrez, el propósito de la investigación “es contribuir a la recopilación y generación de información que ponga de relieve el estado de vulnerabilidad de las personas migrantes extranjeras en la ciudad de México”.

También se pretende analizar la capacidad y calidad en la actuación de las autoridades responsables de proteger y promover los derechos de esa población en particular, añadió.

En el caso de las centrales de autobuses, recomendó que exista una coordinación entre la SSPDF y la PGJDF, a fin de investigar la comisión de presuntos delitos descritos en el análisis, para que éstos no escalen en intensidad y gravedad.

Además de que “se garantice en papel del Sistema DIF en la protección y salvaguarda de los derechos y la integridad de niños y niñas migrantes no acompañados, al otorgar facilidades de estancia”.

A su vez, Nancy Pérez García, directora de Sin Fronteras, indicó que a pesar de la existencia de la Ley de Interculturalidad, Atención a Migrantes y Movilidad Humana en el Distrito Federal, es necesario conocer realmente la presencia de la población migrante y que sus derechos se promuevan y garanticen.

Para ello, apuntó, es necesario que el principio de transversalidad de las políticas públicas sea la interculturalidad.