Arellano Félix, ejecutado la víspera, cumplió condenas en México y EUA

México, 19 Oct. (Notimex).- Francisco Rafael Arellano Félix, ejecutado la víspera en Cabo San Lucas, Baja California Sur había cumplido las condenas que le fueron impuestas en México y Estados Unidos y en la actualidad no enfrentaba ninguna acusación penal.

Autoridades federales informaron que el homicidio es investigado por la Procuraduría General de Justicia del estado de Baja California Sur, debido a que se trata de un delito del fuero común, por lo que ya se busca al o a los presuntos responsables.

Por su parte, la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales de la entidad, informó en un comunicado que los familiares de la víctima de 63 años de edad lo identificaron plenamente.

Arellano Félix, uno de los integrantes del Cártel de Tijuana, fue abatido la víspera poco antes de las 20:00 horas, cuando se encontraba en un local de fiestas conocido como Casa Océano, ubicado en el corredor turístico San José del Cabo San Lucas, en el hotel Marbella.

De acuerdo con las indagatorias, a esa hora se recibieron llamadas que refirieron escuchar disparos en ese lugar; minutos después acudieron las autoridades y los reportes indican hasta este momento que dos sujetos, uno de ellos disfrazado de payaso, disparó en contra de quien fuera integrante del Cártel de Tijuana.

De inmediato se realizó una intensa movilización de fuerzas de seguridad estatales y militares, quienes colocaron retenes en la carretera, para ubicar a los agresores, sin que hasta el momento ninguna persona haya sido detenida.

El occiso fue detenido en 2006, extraditado y sentenciado a seis años de prisión en Estados Unidos, tras declararse culpable de la venta de cocaína a un agente encubierto en 1980, sin embargo el 4 de marzo de 2008 le otorgaron su libertad por buena conducta y fue repatriado a México por Ciudad Juárez, fecha desde la cual no existe registro alguno de que estuviera involucrado en actividades ilícitas.

Antes había sido sentenciado a diez años y tres meses de cárcel en el penal federal de alta seguridad del Altiplano en Almoloya de Juárez, Estado de México, por los delitos de narcotráfico y portación ilegal de armas.

La Procuraduría General de Justicia de Baja California Sur recabó indicios en el lugar de la ejecución y con las declaraciones de familiares y testigos espera reunir los elementos suficientes para ubicar y detener a los presuntos responsables del homicidio de Arellano Félix.