Washington, 11 Jul (Notimex).- El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, el republicano John Boehner, reiteró hoy que se abordará el tema de la reforma migratoria “paso por paso”.

En rueda de prensa, el líder de la cámara baja -dominada por los republicanos- insistió en criticar el proyecto de ley de reforma migratoria aprobada en el Senado, al cual calificó como “defectuoso”.

“No creo que las condiciones para la seguridad fronteriza sean apropiadas”, sostuvo Boehner sobre el proyecto del Senado, que incluye además una vía a la ciudadanía para millones de indocumentados.

Además expresó sus dudas de que los “mecanismos internos de aplicación de la ley en el proyecto del Senado den a los estaunidenses la confianza de que en realidad impediremos el ilimitado flujo de trabajadores indocumentados”.

Por esa razón, la cámara baja continuará el proceso sobre un proyecto de inmigración de una “manera de sentido común, paso por paso”, puntualizó.

Boehner repitió el mensaje que emitieron la víspera líderes de su partido, luego de una reunión especial para abordar el tema de inmigración que la cámara baja impulsará su propia versión diferente a la del Senado.

El legislador demócrata Luis Gutierrez, quien junto con otros legisladores hispanos se reunió la víspera con el presidente Barack Obama para hablar sobre inmigración, pidió a los republicanos poner primero los intereses del país que los de su partido.

Gutierrez cuestionó en una teleconferencia la decisión de Boehner de impulsar un proyecto de ley de inmigración contando con la mayoría del Partido Republicano que controla la Cámara de Representantes, cuando puede hacerlo de manera bipartidista incluyendo a los demócratas.

Manifestó que, mientras tanto, continuará en los próximos meses participando en distintas actividades en todo el país para presionar a los legisladores a que aprueben una reforma migratoria justa, que cuenta con el apoyo de empresarios, sindicalistas y grupos religiosos.

El legislador indicó que durante su reunión con Obama le pidió al mandatario que emita una orden para frenar las deportaciones que han alcanzado una cifra récord durante su gobierno.