San Juan del Río, 04 Jun 13.- Con la finalidad de frenar el alto índice de suicidios en la entidad, específicamente en los municipios de Amealco de Bonfil y San Juan del Río, en los que se ha presentado el mayor número de casos en lo que va de 2013, la Universidad Autónoma de Querétaro instalaría una Central de Servicios a la Comunidad (CESECO) a través de la cual se ofrecería atención psicológica a adolescentes y jóvenes.

Sin embargo, esto fue anunciado por el Rector de la UAQ, Gilberto Herrera, en el mes de octubre de 2012 y no se tiene hasta el momento ningún avance, al menos en lo que se refiere a la coordinación que se buscaría con las autoridades municipales para este fin.

En dicho mes, el académico alertó a los gobiernos locales en torno al aumento de suicidios, por lo que aseguró, se construiría la CESECO en San Juan del Río, misma que brindaría atención psicológica a la población de otras localidades como Amealco de Bonfil.

En tanto, de acuerdo a la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), ya suman 108 los casos de suicidio registrados en lo que va de este año, cifra que implica un incremento importante en comparación con años anteriores, toda vez que en 2011 fueron 98 casos en total.

Por su parte, el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), registra en su último estudio referente al año 2012, un total de 98 suicidios, la mayoría de los cuales corresponden al grupo de edad de entre los 15 y los 24 años de edad, mientras que 9 fueron casos de menores de entre 10 y 14 años de edad.

En su Estadística de Suicidios 2012, el INEGI informa que del total de casos que tuvieron lugar en este año en el estado, 76 fueron hombres y 22 las mujeres que decidieron terminar con su vida de diversas formas, tales como el ahorcamiento, disparo de arma de fuego, envenenamiento o tras saltar de algún sitio elevado.

Asimismo, se da a conocer que el sitio en donde se realiza la mayoría de suicidios es la vivienda particular, seguido de la calle o carretera, alguna granja y áreas deportivas, entre otros.

Cabe mencionar que del total de casos registrados en 2012, la mayoría corresponde a personas desempleadas aunque casadas.